Sandro Rosell, un presidente polémico pese a los años dorados del Barça

  • El mandatario deja la presidencia del Barça por el 'caso Neymar'.
  • Ha permanecido en el puesto desde 2010, cuando ganó las elecciones.
  • El barcelonismo le dio su confianza al otorgarle el mayor número de votos nunca conseguido por ningún aspirante a la presidencia del FC Barcelona.
  • Durante su mandato, el Barça ha ganado 2 Ligas y una Champions.
  • Rosell heredó un club en lo más alto en lo deportivo, pero en una delicada situación económica y la polémica le ha acompañado hasta el final.
Sandro Rosell, durante la Asamblea de Socios Compromisarios del FC Barcelona.
Sandro Rosell, durante la Asamblea de Socios Compromisarios del FC Barcelona.
Alejandro García / EFE

Sandro Rosell (Barcelona, 1964) ha sido presidente del FC Barcelona desde 2010, club en el que fue vicepresidente entre 2003 y 2005, con Joan Laporta.

Hijo de Joan Rosell, gerente del FC Barcelona durante la presidencia de Agustí Montal, en 2003 se convirtió en la 'mano derecha' de Joan Laporta, un viejo amigo del colegio, en sus aspiraciones por conseguir la presidencia del FC Barcelona, quien le encargó en gran medida del proyecto deportivo de la candidatura. Desde este puesto, en junio de ese año negoció con el Manchester United y el Paris Saint Germain los fichajes de David Beckham y Ronaldinho Gaúcho, con el que tenía una gran amistad de su paso por Nike.

El 22 de junio de 2003, una semana después de la elección de Laporta, Rosell pasó a ocupar el segundo puesto en la jerarquía del club blaugrana como vicepresidente deportivo. En los días siguientes, se materializó la llegada del jugador brasileño, del mexicano Rafael Márquez y del técnico holandés Frank Rijkaard. También se encargó de los descartes de la plantilla heredada de la etapa de Joan Gaspart.

Hasta la llegada de Valero Rivera a la dirección deportiva de las secciones profesionales del club, en abril de 2004, Rosell también fue el máximo responsable de las de baloncesto, balonmano y hockey sobre patines. Meses después, se opuso al reforzamiento de Rivera al frente de estas secciones, quien acabó por renunciar en octubre de 2004.

Pronto surgieron las divergencias entre Laporta y él por asuntos del primer equipo, la cartera de fichajes y el gran ascendiente de Johan Cruyff sobre el presidente. Pese a las diferencias, continuó al frente de sus cometidos y en el verano de 2004 fue pieza clave en la ampliación de la "plantilla brasileña" del Barcelona con la llegada de Deco y Edmilson.

A mediados de enero de 2005 manifestó sus dudas sobre su continuidad en la directiva en la siguiente campaña, al mantener notorias discrepancias con Laporta, sobre todo al tenérsele poco en cuenta de cara a la contratación invernal. Inicialmente, la crisis se dio por cerrada el 1 de febrero, aunque ambos continuaron su alejamiento, y el 2 de junio anunció su renuncia, al igual que Josep Maria Bartomeu y Jordi Moix.

No se convirtió en oposición a la directiva de Laporta y renunció a concurrir a las elecciones del FC Barcelona en septiembre de 2006. Sólo apareció en el mundo blaugrana para criticar el fichaje de Tierry Henry, por considerar excesivo el pago de 24 millones de euros por el francés. El 27 de junio de 2008, Rosell reapareció en la escena del club al anunciar que optaría a suceder a Laporta en 2010 o incluso antes si prosperaba la moción de censura de julio de 2008, en la que el 60% de rechazo al presidente no fue suficiente, aunque provocó la dimisión de 8 miembros de su directiva. En abril de 2010, coincidiendo con el final del proceso de venta de BSM —vendida en julio de ese año al grupo saudí DAG—, Rosell entró de lleno en la carrera por suceder a Laporta, quien en varias ocasiones intentó mermar sus aspiraciones desacreditándolo pese a ser el aspirante mejor situado —le acusó de que en su día le propuso repartirse una comisión por el traspaso de Ronaldinho al Chelsea, de interferir en el fichaje de Cesc Fàbregas o una supuesta implicación de su empresa brasileña Ailanto en un caso de corrupción, implicaciones que Rosell siempre negó—.

La austeridad por bandera

Tras presentar su precandidatura, el 18 de mayo de 2010, en las elecciones del 13 de junio el barcelonismo le dio su confianza al otorgarle el mayor número de votos nunca conseguido por ningún aspirante a la presidencia del FC Barcelona, con 35.021 votos (61,35%), aunque en no en porcentaje (Josep Lluís Núñez recibió el 76,3, en 1997). En la votación superó a otros tres candidatos (Agustí Benedito, Marc Ingla y el oficialista Jaume Ferrer).

Tomó posesión al frente del club blaugrana el 1 de julio. Uno de sus primeros cambios en la entidad fue el nombramiento de Andoni Zubizarreta como director técnico del fútbol profesional, que sucedió a Txiki Begiristain. Se mantuvo como técnico Pep Guardiola, que abandonó el club al finalizar la temporada 2011-12, al que le sucedió Tito Vilanova. Fue el propio presidente, en uno de sus peores tragos en el cargo, quien tuvo que anunciar que Tito abandonaría el banquillo de Barça por culpa de la recaída en su enfermedad.

La delicada situación económica recibida le llevó a una austeridad en las cuentas del club y a contratar la publicidad de Qatar Foundation, por 165 millones de euros en seis temporadas, en diciembre de 2010.

En la actualidad, el FC Barcelona es el segundo club en unos ingresos con 482,6 millones de euros (483 millones en la pasada edición). En concepto de entradas, la entidad catalana percibió 117,6 millones, en derechos de televisión 188,2 y en publicidad, patrocinios y ventas de productos 176,8.

Polémicas

A Rosell siempre le ha rodeado la polémica. Y más desde este verano, cuando salió a la luz la gestión por el fichaje de Neymar.

La gestión de la renovación de Abidal no gustó. Prometer la renovación al francés cuando estaba enfermo si volvía a los campos para, posteriormente, echarse atrás y prescindir de él es algo que dejó en mal lugar al club.

El tema de la cláusula de Thiago Alcántara es otro asunto que le causó muchos problemas. Dejar a un jugador de su calidad con solo 18 millones de euros como obstáculo fue un error más achacado a su gestión. La venta de David Villa tampoco dejó en buen lugar a Rosell.

Incluso Guardiola cargó con extremada dureza contra la junta directiva y contra Rosell. Sus palabras no hicieron más que confirmar que su salida del club hace un año se debió en gran medida a su mala relación con la directiva.

Fichajes aparte, y pese a ser acusado, Rosell aseguró que no cometió irregularidades ni cobró comisiones por sus negocios con la Confederación Brasileña de Fútbol antes de ser elegido presidente de la primera entidad deportiva de Catalunya. "Estoy muy orgulloso de todo lo que he hecho. Puedo entrar cuando quiera en Brasil porque la policía no me está esperando. No tengo ningún procedimiento judicial abierto. En 2006 gestioné los derechos de la selección brasileña con dos empresas árabes", manifestó Rosell. "No cobré comisiones, sino mis honorarios en Brasil", añadió el máximo dirigente del Barça.

Palmarés del Barça durante su mandato

Durante su presidencial, el palmarés de la sección de fútbol se ha incrementado con la Liga 2010-11, la Copa del Rey 2012, las Supercopas de España 2010 y 2011, la Supercopa de Europa 2011 y el Mundial de Clubes 2011.

Este es el palmarés del Barça de fútbol con Sandro Rosell:

2010/11 – Liga, Copa de Europa, Supercopa de España

2011/12 – Copa del Rey, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubs

2012/13 – Liga

2013/14 – Supercopa de España

Su faceta más personal

En su infancia, con seis años, hizo pruebas para ingresar en las categorías inferiores del FC Barcelona. Jugó como extremo izquierdo en L'Hospitalet (Segunda B), aunque también militó en los equipos: Sant Andreu, Sants, Esplugues y en el de la peña barcelonista Collblanc. Se le conoció por "El flecha", por la rapidez con que corría la banda.

Cursó Ciencias Empresariales y realizó un Master en Administración de Empresas por ESADE (1982-87).

Sus inicios profesionales fueron a la edad de 23 años en el departamento de Exportación de la empresa de perfumes Myrurgia, para a continuación entrar a formar parte del equipo de Marketing Internacional del Comité Olímpico de Barcelona '92, en el que desempeñó el puesto de director adjunto.

Tras el evento olímpico de la Ciudad Condal, continuó ligado al mundo del deporte a través de ILS Sports, una multinacional dedicada al asesoramiento y representación de deportistas de élite. Luego se incorporó como ejecutivo a Nike, empresa de material deportivo, en España y durante cuatro años en Brasil, donde fue el responsable de Marketing para España, Portugal y Latinoamérica. Para Nike gestionó el contrato con el FC Barcelona, Un mes después de finalizar el Mundial de 2002, Rosell renunció a continuar en Nike e incluso en noviembre de ese año rechazó la oferta para dirigir la nueva división mundial de fútbol que la marca tenía previsto radicar en Barcelona. En España, trabajó durante un tiempo como consultor externo de Nike y otras empresas, y ese mismo año fundó la empresa de mercadotecnia deportiva Bonus Sports Marketing (BSM), en la que ocupó el puesto de director general. Entre sus clientes en BSM se encontraban el Gobierno de Qatar (proyecto Football Dreams), Damm, Audi, McDonalds, Electrolux o San Miguel.

En septiembre de 2010, fue nombrado vicepresidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA). Es miembro consejero de la Fundación Mandela y autor del libro "Bienvenido al mundo real" (abril de 2006), en el que aborda su experiencia en el campo del marketing deportivo y su paso por el FC Barcelona. Está casado con Marta Pineda Minguez y tienen dos hijas: María y Joana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento