Jesús Rollán
Jesús Rollán celebra el triunfo de la selección española en Atlanta 96 (EFE). Agencias

El ex waterpolista olímpico madrileño Jesús Rollán falleció este, sábado, a los 37 años de edad tras precipitarse a la calle desde una terraza del balneario de La Garriga, en donde llevaba desde el mes de octubre en tratamiento médico.

La hipótesis del suicidio es la más probable.

Jesús Rollán, proclamado el mejor portero de waterpolo del mundo  en el 2001, fue figura destacada en los principales éxitos de la selección como son la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta'96 o en los mundiales de Perth'98 y Fukuoka 2001. L

La familia de Rollán se ha desplazado desde Madrid a Granollers, en cuyo depósito se encuentra el cadáver del deportista, sin que haya trascendido todavía cuándo y dónde será enterrado, pues previamente se le ha de efectuar la autopsia.

El tratamiento que seguía Rollán en La Garriga (Barcelona) era sufragado íntegramente por el COE, al que había acudido en busca de ayuda el propio ex waterpolista.

El presidente del COE, Alejandro Blanco, decidió reactivar el programa Tutoría de Deportistas poco después de acceder al cargo, en septiembre pasado, y Rollán fue uno de sus primeros beneficiarios, una vez que se comprobó que el campeón olímpico y mundial tenía "problemas" de distinta índole.

En la actualidad se encontraba en la segunda fase del tratamiento, explicaron las mismas fuentes. El COE se mantenía informado sobre la evolución de Rollán a través de su familia.

La última vez que el Comité Olímpico Español supo del estado del ex portero de waterpolo fue la semana pasada, por medio del responsable del programa de tutoría del COE, Alfredo Gómez, quien habló con la madre de Jesús Rollán y entonces aparentemente todo seguía un curso normal.

El director general del Consejo Superior de Deportes, Rafael Blanco, se ha mostrado "impresionado" por la trágica noticia que le había comunicado Manuel Estiarte, compañero de Rollán en la selección española de waterpolo, con el que había hablado el pasado jueves para ver "la manera de ayudarle, cada uno en su medida".

"El jueves pasado, con motivo del Congreso del COE, estuvimos hablando de Jesús Rollán Estiarte, Chiqui Sans y yo. Los tres sabíamos que estaba pasando por un momento delicado y comentamos cómo ayudarle y echarle una mano", dijo Rafael Blanco. 

 "Jugar waterpolo es lo único que sé y que me interesa hacer en la vida", afirmó Jesús Rollán en varios momentos de su carrera deportiva, cuando estaba en lo más alto.

En Atenas, en sus quintos Juegos Olímpicos, apenas pudo jugar unos minutos en un partido sin trascendencia ante Egipto, en la primera fase, debido a una insistente lesión por la que el seleccionador Joan Jané a punto estuvo de no convocarle.

Jané se mostró profundamente dolido por el fallecimiento de Rollán, de quien ensalzó su calidad como deportista y aseguró que "era parte de mi familia".

Mientras, Manel Estiarte, el que fuera capitán de la mítica selección española de waterpolo de la que formaba parte Jesús Rollán, no pudo articular palabra sobre la muerte de su compañero al encontrarse muy consternado.

Por su parte, el actual seleccionador español, Rafael Aguilar, lamentó el hecho y destacó el "inigualable currículum deportivo" y la "alegría y jovialidad" del deportista.

El presidente de la Federación de Natación, Juan Gerardo Koninckx, aseguró que la muerte del ex waterpolista Jesús Rollán ha sido para él una "pésima noticia" ya que estaba convencido de que "más pronto o más tarde saldría de esto".

La jornada de Liga Nacional de waterpolo, división de honor masculina, prevista para este fin de semana, ha sido aplazada en homenaje a Jesús Rollán.