Roger Federer
Roger Federer celebra su victoria ante el argentino Juan Martín del Potro en el Torneo de Maestros. EFE

El suizo Roger Federer se sobrepuso este sábado a un primer set en contra y derribó en la Copa de Maestros al argentino Juan Martín del Potro, por 4-6, 7-6 (2) y 7-5, en dos horas y 26 minutos, y se enfrentará el domingo al español Rafael Nadal en semifinales.

Además, esta victoria supone que David Ferrer acabará el año como tercero del mundo. El argentino amenazaba este puesto, pero necesitaba llegar a la final para desbancar al alicantino.

Del Potro arrinconó al suizo al inicio del duelo, pero dilapidó después esa ventaja ante el tenista que más veces ha ganado el torneo que clausura la temporada (seis).

Este sábado en Londres, un Federer con rostro de preocupación estrelló una bola en la red al cuarto de hora del partido con la que cedía por segunda vez su servicio (4-1).

Era un inicio demoledor que recordaba al 2-6 que le asestó Del Potro en el primer parcial en este mismo escenario hace cuatro años. En aquella ocasión, Federer remontó en los dos siguientes sets (2-6, 7-6 (5) y 3-6), y esta vez pensaba repetir la jugada.

El suizo recuperó la lucidez en los momentos finales del primer set, y durante unos minutos tuvo a Del Potro encerrado en su revés en una esquina de la pista.

La mejor versión del suizo

Durante algo más de media hora, Federer ofreció a los cerca de 15.000 espectadores del O2 Arena de Londres una de las mejores versiones de sí mismo, pero Del Potro seguía mostrando también su cara más agresiva.

En el segundo set, Federer tuvo que forzar la máquina para remontar de nuevo un ruptura hasta llegar a un desempate en el que no dio opciones al argentino, ya más concentrado en dar la estocada final en el tercer set.

El empuje de Del Potro desmoronó a su rival durante unos minutos y llegó a ponerse 3-0 por delante en el parcial definitivo, pero Federer estaba dispuesto a gastar todas las fuerzas que le quedaran en el que podía ser su último partido del año.

Siempre al borde de que el argentino se pusiera por delante, el suizo fue acumulando puntos de mérito hasta que en su primera bola de partido remató a Del Potro con un saque directo.