Real Madrid y Villarreal ganan, divierten y se distancian de Barcelona y Valencia

El delantero brasileño del Real Madrid Robinho celebra el segundo gol que ha marcado al Real Mallorca. (SERGIO BARRENECHEA / EFE)
El delantero brasileño del Real Madrid Robinho celebra el segundo gol que ha marcado al Real Mallorca. (SERGIO BARRENECHEA / EFE)
EFE

El Santiago Bernabéu y El Madrigal acaparaban casi todos los focos de la duodécima jornada de Liga, y desde luego los espectadores, con independencia de sus sentimientos, no se han aburrido.

Porque si el Madrid y el Mallorca protagonizaron un encuentro desbordante de emoción, alternativas y goles (4-3), Villarreal y Sevilla continuaron con el recital y firmaron otro precioso partido.

Ambos equipos parecen los más inspirados en este primer tercio de campeonato, y por ello ocupan las dos primera posiciones, con sólo un punto de ventaja para el equipo de Schuster.

Valencia y Barça, por su parte, completan la zona Champions, aunque los del Turia con buen sabor de boca tras su victoria ante el Murcia (3-0).

Los azulgrana no pueden decir lo mismo de otra dramática visita a Getafe (2-0).

El técnico alemán quizá tenga motivos para lamentar ciertos fallos defensivos, que posibilitaron tres tantos del equipo bermellón, pero hoy desde su banquillo ha presenciado un ejercicio de casta y extraordinaria puntería atacante.

Varela en dos ocasiones y Güiza amenazaron el liderato madridista con sus goles, pero un brillantísimo Robinho, que hizo dos dianas, lideró una encorajinada lucha local por los tres puntos que Raúl y Van Nistelrooy certificaron con la renacida inspiración del madrileño y la característica templanza del holandés.

Empate rojiblanco

El Villarreal, por su parte, demuestra temporada tras temporada que el bloque que ha conformado Manuel Pellegrini es tremendamente sólido y está por encima de la pérdida de sus jugadores más desequilibrantes (Riquelme, Forlán...) y ahí está, soplando la nuca madridista y mejorando las prestaciones de candidatos al título como Barça o Sevilla.

Al equipo andaluz, precisamente, se medía hoy en casa, y el trepidante 3-2, con remontada incluida, indica que este equipo sigue apuntando muy alto, quien sabe si tener a tiro de nuevo la Champions en la recta final de Liga.

El Atlético, otro llamado a estar muy arriba, sumó su segundo partido sin ganar (0-0) y, a diferencia de otras veces, paladeó el punto que conquistó en Almería como si fuera una victoria. Y eso que Antonio López mandó un balón al larguero.

Hubiera sido injustísimo. Porque si alguien mereció ganar, con postes, ocasiones claras y mucha más autoridad, fueron los locales.

Donde sí hubo justicia, en cambio, fue en Sevilla. El Betis remontó ante un Zaragoza (2-1) que es una sombra del que deslumbró el año pasado.

Tristeza en Riazor

Y quien no tiene nada que envidiar a la muy aceptable actuación que realizó en la 2005/2006 es el Espanyol. El equipo de Valverde ocupa plaza UEFA, y su papel en esta jornada fue similar al Betis, ya que le tocó levantar un resultado adverso y ganó con merecimiento a un titubeante Athletic (2-1).

En Valladolid, Hueva y A Coruña se vivieron también partidos apretados, aunque con menos goles.

El Levante, el equipo más endeble del momento en Primera, cedió otra derrota a domicilio en favor del equipo pucelano (1-0), mientras que el Recreativo también venció en casa por la mínima (1-o), y coge un poco de aire.

El Deportivo, en cambio, no pudo respirar y cayó en Riazor (0-1) ante un Racing que parece haber superado el traspaso de Zigic y acaricia la zona UEFA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento