Michael Phelps
Michael Phelps con una de las medallas de oro que ganó en los Juegos de Río. EFE

La victoria de Tiger Woods en el Masters de Augusta le devuelve al olimpo del golf tras once años sin conquistar un 'major' y después de una época personal y deportiva para olvidar. El golfista estadounidense ha renacido tras los escándalos que le llevaron a abandonar en 2009. Su quinta chaqueta verde confirma que ha retomado el camino adecuado.

En la historia del deporte hay varios ejemplos de superación y segundas oportunidades de grandes figuras mundiales que atravesaron periodos oscuros o dieron por acabada su carrera antes de tiempo.

Uno de los casos más famosos es el de Michael Jordan. El baloncescista, considerado el mejor de la historia, abandonó en 1993, tras el asesinato de su padre y con tres anillos conquistados. Dos años después, en marzo de 1995, anunció su regreso. En las tres temporadas siguientes, los Bulls lograrían otro trío de títulos consecutivos.

De la cancha a los circuitos. Tras dos campeonatos del mundo de Fórmula 1 y un terrible accidente que le dejó desfigurado el rostro, Niki Lauda se cansó de "conducir en círculos". El piloto austriaco anunció su retirada de la F1 en 1979 aunque decidió retomarlo en 1982. En 1984 se convertía de nuevo en campeón del mundo por sólo medio punto de ventaja sobre Alain Prost.

Precisamente Prost protagoniza otro de los regresos triunfantes del deporte. El francés se tomó un año sabático en 1992 tras lograr tres títulos. En 1993 una oferta de Renault le animó a regresar y, ese mismo año, volvió a subir a lo más alto del podio mundial con su cuarto título.

Un caso especial es el de Monica Seles. La tenista era en 1993 la número uno con apenas 19 años y 8 títulos de Grand Slam en su haber. Un fanático obsesionado de Steffi Graf, su gran rival, la apuñaló en pleno partido en Hamburgo. Un episodio que escandalizó al mundo del tenis y cambió para siempre su seguridad. Pese a esto, en 1995, Seles regresaba para conquistar su cuarto Open de Australia.

En 2012, tras convertirse en Londres en el deportista olímpico más laureado de la historia, Michael Phelps anunció su retirada. Con 22 preseas logradas, la leyenda del agua se marchaba...para volver en Río 2016 y dejar la marca en 28 medallas. Una hazaña comparable a la de su compatriota Dara Torres: se retiró tras Barcelona'92 y regresó en Sidney, donde conquistó cinco medallas. De nuevo, volvió tras una segunda retirada y en Pekín 2008, con 41 años, ganó tres metales más para un total de 12.