Fernando Alonso
Fernando Alonso, durante el test del Toyota Hilux del Dakar. Toyota Gazoo Racing

El Dakar cambia de continente, de nuevo. El rally más duro del mundo sale de Sudamérica, tras once años en los que ha ido de más a menos hasta que en la edición de 2019 sólo se disputó en territorio peruano y con muchas críticas, tanto de pilotos como de público.

Arabia Saudí abre la puerta a Asia como tercer continente que acogerá el Dakar. Después de 30 años en África, donde nació esta aventura, y 11 en Sudamérica, la zona del Medio Oriente será el próximo destino del rally.

David Castera, expiloto de motos y excopiloto de Stepháne Peterhansel entre otros, se estrenará como director del Dakar en la edición 2020 en sustitución de Ettiene Lavigne. Suya será la responsabilidad de planificar el recorrido de la prueba, aunque confía en que con el cambio de continente consiga devolver el viejo lustre al raid. "Estoy convencido que todos los pilotos y copilotos van animarse por el mismo sentimiento. Además, como Director del Evento, es un gran reto enfrentarse a esta página en blanco con innumerables oportunidades", admite.

¿Competirá Fernando Alonso?

Una de las grandes incógnitas para el rally Dakar 2020 ya está resuelta. Ahora queda otra, quizá más interesante para el gran  público: ¿correrá Fernando Alonso? Sus pruebas con el Toyota Hilux 4x4 V8 con el que Nasser Al Attiyah ganó la edición de 2019 le dejaron muy buenas sensaciones, aunque él mismo ha admitido que sería un salto complicado.

Ni mucho menos está descartado, toda vez que no pensará en su futuro en la competición hasta que pase el mes de junio, cuando ya haya disputado las 500 millas de Indianápolis y haya acabado el Mundial de Resistencia, en el que puede proclamarse campeón.