El día que el fútbol despidió a Puerta

El jugador del SevillaAntonio Puerta , de 22 años, fue incinerado en el cementerio de San Fernando en la intimidad tras ser despedido por miles de sevillistas y béticos que se congregaron en la explanada del estadio Ramón Sánchez Pizjuán, donde estuvo instalada la capilla ardiente.

Tras una misa de 'corpore insepulto' y pasadas las 13:30 horas, el féretro con los restos mortales del jugador abandonaba, a hombros de sus compañeros de equipo, la capilla ardiente, instalada en el 'Foro del centenario' del Sánchez Pizjuán.

La familia de Puerta, que aguantó con entereza tan terribles momentos, había solicitado que los miles de aficionados congregados en las calles de la ciudad no se trasladaran al cementerio, para respetar así el dolor de sus allegados y preservar el carácter íntimo del sepelio.

Y, efectivamente, fue en la misma salida del estadio sevillista donde una multitud se congregó para despedir al canterano, con gritos de 'Puerta, amigo, Sevilla está contigo', antes de que el ataúd fuera introducido en el coche fúnebre, que le trasladaría hasta el camposanto hispalense.

Especialmente emotiva resultó la imagen del presidente del club nervionense, José María del Nido, que no pudo reprimir las lágrimas en el instante en el que Puerta se despedía, por última vez, del campo donde conquistó el corazón del sevillismo con su histórico gol al Schalke 04 en la semifinal que permitió al Sevilla jugar y ganar su primera final de la Copa de la UEFA, hace dos temporadas.

Pese al cordón policial establecido, dada la conmoción producida por esta pérdida, no se pudo evitar que a la entrada del cementerio de San Fernando otra multitud aguardara la llegada del cortejo fúnebre.

Con 20 minutos de retraso respecto a la hora prevista en principio, las 14:00 horas, comenzó el sepelio, en presencia tan sólo de la familia, que estuvo arropada por la totalidad del consejo de administración, así como el cuerpo técnico y el primer y el segundo plantel sevillistas en pleno.

Amplia representación del mundo del fútbol y de la política

Una amplia representación de la vida deportiva, política y social española asistió a las honras fúnebres del futbolista, encabezada por el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín y el presidente del PP-A, Javier Arenas.

En el plano deportivo, el presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar, acompañado de los seleccionadores nacionales absoluto, Luis Aragonés, y sub-21, Iñaki Sáez, así como el consejo de administración, la primera plantilla y cuerpo técnico del eterno rival del Sevilla, el Betis, también mostraron sus respetos al malogrado jugador.

Estuvieron Calderón, Laporta, Cerezo...

Igualmente, y entre otros muchos dirigentes de clubes del fútbol nacional tanto de Primera como de Segunda División, acudieron los presidentes del Real Madrid, Ramón Calderón; del Barcelona, Joan Laporta; del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo; del Recreativo de Huelva, Francisco Mendoza; y el técnico del Athletic de Bilbao, Joaquín Caparrós.

Del mismo modo, acudió a dar su último adiós a Antonio Puerta una representación del Milan, rival del Sevilla en la Supercopa de Europa que se disputará en Mónaco el próximo viernes, junto con otra del Club Baloncesto Sevilla, Cajasol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento