Celia Barquín
Concentración en la localidad cántabra de Puente San Miguel, con motivo de la trágica muerte de la golfista Celia Barquín en EEUU. EFE/Pedro Puente Hoyos

La policía de Ames, la localidad del estado de Iowa (EE UU) donde apareció este lunes el cuerpo sin vida de la golfista española de 22 años Celia Barquín, ha dado una rueda de prensa este martes en la que ha ofrecido más detalles sobre el crimen y la posterior detención de un hombre de 22 años.

El comandante de la Policía de Ames, Geoff Huff, dio una rueda de prensa en la que ofreció detalles sobre el suceso, cuya "investigación está abierta", sin precisar si Barquín sufrió algún tipo de agresión sexual.

Huff explicó que el presunto autor de los hechos, Collin Daniel Richards, había expresado en los últimos días a otra persona que quería violar a una mujer: "La Policía encontró a otro individuo que habló de otro sujeto (Richards) que vivía en el bosque que había comunicado que tenía necesidad de violar y matar a una mujer"

Según los agentes, el cuerpo de la deportista apareció en el estanque del campo de golf Coldwater en el que se encontraba jugando sola. El cadáver presentaba varias puñaladas en el torso y en el cuello. Barquín fue acuchillada mientras trataba de defenderse y los agentes investigan si hubo un intento de violación.

El detenido, Collin Daniel Richards de 22 años, presentaba marcas de forcejeo en la cara que coincidían con las que podría causar una pelea. El parte de la policía dice que acudió a casa de un amigo, con la camisa manchada de sangre y le pidió ir al baño a asearse. También intentó ocultar una herida profunda en su brazo izquierdo cuando la policía lo encontró en un área cercana al campo de golf. El detenido tenía una mochila que se olvidó en la escena del crimen. 

La policía trasladó al detenido a una comisaría de Ames para realizarle un interrogatorio. Durante el mismo, el arrestado dijo que había pasado el día con otro hombre, que responde a las iniciales de J. C, al que la policía encontró en su domicilio, en un barrio cercano al campo de gof. J. C. dijo a la policía que ofreció al acusado lavar su ropa, pero que este solo se dio una ducha antes de coger su ropa y marcharse con ella en su mochila.

La policía especifica en su informe que durante una búsqueda en el campo de golf y la inspección de la mochila del detenido, los agentes hallaron dos pares de pantalones cortos con aparentes manchas de sangre. Los análisis posteriores de las prendas confirmaron la presencia de sangre en la ropa. Además, los agentes hallaron un cuchillo que pertenece al detenido,  y que este se lo entregó a dos personas, quines responden a las iniciales de R. B. y B. V.

La policía ha explicado que R. B. y B. V. estaban llevando al arrestado a Jefferson, pero después este les pidió volver al campo de golf para recuperar su tienda de campaña. Cuando lo acercaron otra vez al campo de golf, él les dijo que no podía estar allí porque estaba la policía, según confirma el informe policial.