El mundo del deporte se ha despertado con la trágica noticia del asesinato de la golfista española Celia Barquín Arozamena. Tal y como informa la policía de Ames (Iowa), el cuerpo de la cántabra de 22 años fue encontrado sin vida en el campo de Coldwater sobre las 10:24h de este lunes. Varios jugadores advirtieron la presencia de una bolsa de golf abandonada y avisaron a la policía, que poco después encontró el cadáver de la española.

La policía ha detenido a un sospechoso de 22 años, identificado como Collin Daniel Richards, que cuenta con numerosos antecedentes penales y ha sido acusado de homicidio en primer grado. Las autoridades también han determinado que la deportista fue asaltada y falleció durante el ataque.

Celia estudiaba la carrera de Ingerniería Civil en la Universidad del Estado de Iowa y era una de las grandes promesas del golf español. En julio de este año se proclamó Campeona de Europa Individual Femenina en Eslovenia y el curso pasado fue reconocida como la Deportista del Año de la Universidad de Iowa State.

Las reacciones han comenzado a llegar en forma de pésame. Su entrenadora en Iowa, Christie Martens, ha comunicado que en la universidad están "devastados" por el suceso, ya que "Celia era una persona muy querida y una representante destacada de nuestra universidad". En España, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha señalado que "nos sentimos profundamente consternados por la tragedia" y traslada "todo nuestro apoyo y solidaridad en un momento tan duro".

La secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, y la Real Federación Española de Golf también han transmitido su pésame a la familia de la cántabra, una "sobresaliente jugadora de equipo, donde aportaba en todo momento su indudable calidad. Contribuyó a ganar las medallas de bronce y plata en los Campeonatos de Europa Absolutos Femeninos por Equipos en 2015 y 2016, antesala de su gran éxito individual", indican desde la RFEG.


El suceso ha conmocionado al deporte español. El también golfista Rafa Cabrera-Bello ha enviado su "más sentido pésame a sus familiares y amigos" y el medallista mundial en piragüismo Javier Hernánz ha escrito en Twitter un contundente "no me lo puedo creer".

Avalada por sus dos primeros triunfos internacionales en el Grand Prix de Chiberta en 2011 y 2012, Celia ingresó en la Escuela Nacional de Golf Blume en la promoción 2012-2013, y deja muchos amigos en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

Entre los mensajes publicados por sus compañeros del CAR destacan el del karateka Damián Quintero, que se ha mostrado afectado y "sin palabras". La campeona de Europa de 20km marcha María Pérez ha lamentado la "terrible noticia" y el subcampeón de la misma modalidad Diego García Carrera ha destacado que "nunca te olvidaremos".

El golf español está de luto y el deporte español le acompaña en este trágico momento.