El VAR volvió a ser protagonista en el duelo entre el Barcelona y el Alavés en Mendizorroza. Los de Abelardo perdían por 0-1, gol de Aleñá, cuando encajaron el segundo, por mediación de Umtiti.

El colegiado frenó el tanto en primera instancia para revisarlo en el VAR por un posible fuera de juego del francés. Sin embargo, en un giro de guión, terminó señalando penalti a favor del FC Barcelona por manos de Pina.

La polémica invadió Mendizorroza debido a que los jugadores del Alavés reclamaban a Cordero Vega que previamente a la mano de Pina el balón había impactado en el brazo de Umtiti. 

Finalmente, el penalti fue convertido por Luis Suárez para poner el 0-2 en el marcador.