Kevin Durant
Kevin Durant en un partido con los Golden State Warriors. GTRES ONLINE

Final de infarto en el encuentro que medía esta madrugada a Golden State Warriors y Minnesotra Timberwolves. Los actuales campeones cayeron en la prórroga tras ver cómo un triple de Kevin Durant era anulado y se le pitaba una rigurosa falta posterior cuyos tiros libres terminarían dando la victoria a los Wolves.

Unas decisiones que no sentaron nada bien al MVP de 2018, que no dudó en mostrar su indignación en la pista, igual que un muy cabreado Curry.

Los Timberwolves ganaban por nueve puntos a falta de 1.41 minuto para el final de la prórroga y Curry aportó tres triples durante una racha de 11-2 que incluyó el tiro desde fuera del perímetro para poner el empate en el marcador y cinco décimas de segundo por jugar.

Pero Towns recibió la polémica falta de Durant en el saque. Acertó el primer tiro libre, con el que llegó a 15 tantos, falló el segundo y el partido acabó cuando el propio jugador se hizo del rebote ofensivo.

Durant aportó 23 puntos que tampoco evitaron la derrota de los actuales bicampeones de liga que tienen un balance de 51-24.

Los Warriors, que venían de buena racha, dejaron escapar un partido que llegaron a aventajar hasta por 19 puntos en la primera mitad antes que los Timberwolves remontaran en el tercer cuarto