La final de la Copa de baloncesto, el último escenario de las pitadas a la Corona y al himno nacional

  • El rey fue abucheado a su llegada al Buesa Arena.
  • Los pitos duraron hasta la finalización del himno.
  • Una acción que tomó relevancia durante la final de Copa entre Barça y Athletic en 2009; tras ello, se han producido más protestas del mismo tipo en el deporte.
Palco del Calderón con el Príncipe Felipe, José Ignacio Wert, Soraya Sáenz Santamaría y Ángel María Villar, entre otras personalidades.
Palco del Calderón con el Príncipe Felipe, José Ignacio Wert, Soraya Sáenz Santamaría y Ángel María Villar, entre otras personalidades.
EFE

Las pitadas al himno nacional y a la Corona de España se han convertido en algo habitual en los últimos años. A pesar de que siempre se ha ligado esta acción al movimiento nacionalista, lo cierto es que, en los últimos años, casi ha pasado a ser un acto más dentro de los festejos del acontecimiento deportivo de turno.

La pitada al rey antes del inicio de la final de la Copa del Rey de baloncesto, jugada en el Buesa Arena de Vitoria entre el Barça y el Valencia, es solo el último de todos los momentos incómodos que ha tenido que vivir el monarca en los últimos años en un recinto deportivo.

Esta vez fue incluso superior a la tan recordada de 2012. Y no se produjo solamente durante el himno. Don Juan Carlos fue recibido con una fuerte pitada, acompañada de gritos de "fuera" y solo algunos aplausos. Los silbidos se mantuvieron durante el himno. El pabellón tenía capacidad para 15.000 personas, de los que la mitad eran vitorianos.

Una acción, la de los abucheos al himno nacional, que tomó especial relevancia en la final de la Copa del Rey de 2009 que enfrentó al Barça y al Athletic en el estadio de Mestalla, en Valencia. Las plataformas 'Catalunya Acció' y 'Esait' (Grupo de Opinión a favor de las Selecciones Vascas) llegaron a un acuerdo para que el himno español fuera boicoteado antes del inicio del encuentro. Y así pasó.

Esta pitada, criticada y defendida a partes iguales, marcó un punto de inflexión. Tras un intento de querella contra las plataformas, finalmente la acción contra el rey en Mestalla estuvo "amparada por la libertad de expresión", según la Audiencia Nacional.

Dos años después, y en la misma competición y escenario, se repitieron los pitos y abucheos, aunque de forma más tímida. Fue durante la final de Copa entre el Real Madrid y el Barça.

Lo ocurrido este domingo en la final copera en Vitoria minimiza lo ocurrido en la final de la misma competición, pero en fútbol, en 2012. Barça y Athletic se volvían a encontrar en el torneo del KO, esta vez en el Calderón. La pitada fue entonces igual o mayor que la de 2009, aunque casi se queda corta respecto a la protagonizada este domingo en el básquet. Además, Esperanda Aguirre había calentado los ánimos en los días previos asegurando que, de producirse abucheos y pitos al himno o a la Corona —en aquella ocasión el evento lo presidía el príncipe Felipe, en ausencia del Jefe de Estado—, "se tendría que suspender el partido". A pesar de que el himno sonó en su versión reducida, los silbidos se escucharon más fuerte que sus notas musicales.

También la Copa ACB, pero en 2010, la final entre el Madrid y el Barça en Bilbao fue el escenario de un nuevo episodio de pitadas al rey. Una acción que provocó una tormenta política entre los que condenaban estos actos a los que lo veían como "una anécdota puntual".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento