Óscar Pereiro
Óscar Pereiro es atendido tras su caída en la 15ª etapa del Tour de Francia. (AP Photo)
El español Óscar Pereiro (Caisse d'Epargne) sufre una luxación y una fractura del húmero izquierdo pero ninguno de sus órganos vitales se vieron afectados por la caída que sufrió en el kilómetro 80 de la
decimoquinta etapa del Tour de Francia.

Se descartan las fracturas de clavícula y de fémur, como se temió al principio
El ciclista español sufrió una espectacular caída en el descenso del Col del Agnel, sobre una calzada resbaladiza por la ligera lluvia que caía.

Pereiro, ganador del Tour de Francia de 2006, chocó contra una barrera de protección, pasó por encima de la misma y se precipitó por un barranco, donde fue frenado por la vegetación.

No perdió el conocimiento

El corredor del Caisse d'Epargne, que no llegó a perder la consciencia en ningún momento, fue trasladado al hospital más próximo.

La espectacular caída provocó que el pelotón, que marchaba con el equipo del hasta hoy líder, Cadel Evans (Silence-Lotto), al frente, se frenara durante unos kilómetros, hasta que a través de los auriculares recibió noticias tranquilizadoras.

Pereiro se encontraba clasificado en el decimoquinto puesto de la general a 6.01 del líder, el australiano Cadel Evans.

Descartadas las roturas de la clavícula y del fémur, afortunadamente, el gallego llamó a su mujer para consolarla y pasará la noche en un hospital de Turín, donde el lunes se le explorará más en profundidad.