Sebastian Vettel
El piloto alemán de Ferrari Sebastian Vettel, en el GP de China. EFE

El grupo de estrategia de la Fórmula 1 y la Comisión de la Fórmula 1 se han reunido en París con el presidente de la FIA, Jean Todt, y el máximo responsable de la Fórmula 1, Chase Carey, para presentar y acordar algunas revisiones con las que quieren mejorar la competición a partir de 2019. Tras estudiar las peticiones de pilotos, ingenieros y público han confirmado tres cambios (posiblemente haya más) que entrarán en vigor la próxima campaña:

  • Aumento del flujo de combustible de 105 a 110 kg. Esto permitirá a los pilotos usar el motor a su máxima potencia durante todo el tiempo que quieran.
  • El peso del piloto se considerará aparte del del coche, con lo que los corredores de mayor peso no tendrán ninguna desventaja.
  • Los pilotos deberán llevar los guantes biométricos que ya se han probado en pretemporada para incrementar la seguridad y facilitar el rescate médico.

Aunque estas tres decisiones son importantes, no serán las únicas que se tomen para la próxima temporada. Habrá cambios acerca de la aerodinámica, que posiblemente se tomen antes de la disputa del GP de España en mayo, una vez que se concluyan las indagaciones que están haciendo en la FIA junto a las escuderías.

Además, a partir de 2021, habrá un nuevo cambio normativo en torno a los motores. Los equipos seguirán usando motores 1.6 V6 turbo híbridos, pero sin el MGU-H, uno de los dos sistemas de recuperación de energía de la unidad de potencia y que es uno de los elementos más costosos, complejos y que más problemas dan a los ingenieros.