Varios niños juegan al fútbol en África
Varios niños juegan al fútbol en África.

La organización Save the Children hizo público ayer un informe titulado ‘Los niños en competición’ (descarga el documento completo en PDF) donde acusa al fútbol de "tráfico" de niños, además de hablar de otros deportes. Hay lugares, academias y clubes bajo sospecha. Veamos dónde golpea este documento.

La principal zona en el mundo donde, según señalan, es explotada la infancia para el fútbol es África. Viajan muchos niños, en muchas ocasiones ilegalmente, y se les hacen pruebas en diferentes clubes. Los que valen se quedan. Los que no, la mayoría, se les deja a su suerte.

El informe apunta a Bélgica como la liga más descontrolada para los jóvenes africanos. Es el país puente para llevarlos a las grandes ligas, aunque sea por poco dinero el beneficio es total. Un país donde se pueden falsificar documentos fácilmente. Save the Children también pone en duda a Francia y, últimamente, Portugal.

¿Vienen a estudiar?

Aunque ningún menor de 18 años puede fichar por un club de Europa de otro continente, los hay en Dinamarca. El Midtjylland tenía varios jóvenes nigerianos. La excusa era que llegaban fundamentalmente a estudiar y "sólo en su tiempo libre juegan al fútbol". Lo difícil es encontrar pruebas.

Bélgica es uno de los países ideales para que lleguen los menores africanos

¿Leo Messi explotado?

Nunca ha habido denuncia contra el Barcelona porque la salida del argentino al Barcelona con 11 años se debió oficialmente al traslado de sus padres a Barcelona, una de las excepciones que contempla la FIFA en su normativa. Sin embargo, el informe sí habla de la hormona de crecimiento que necesitaba y de lo cara que era.

El documento apunta que el Barcelona se "ofreció a pagar todo el tratamiento a cambio de que Messi aceptase entrenar con el club catalán".

Agentes y academias

El informe refleja que sólo hay 26 agentes con licencia FIFA, la única para firmar contratos, en África. El coste de la licencia, además de pasar unos exámenes y un código de conducta, es cara. Por eso operan muchos agentes no oficializados.

Las academias en África, financiadas y asociadas con el dinero de clubes como el Manchester (tiene una en Sudáfrica), son otra de las formas de captar jóvenes futbolistas. Así al menos los equipos importantes se aseguran una preferencia en su fichaje cuando éste sea posible.

Pero hay otros centros para aprender a jugar al fútbol donde hay carencias y prácticas dudosas, como niños sin escolarizar. El informe señala el Centro Domorand Ciryl, en Costa de Marfil, donde se exige además el pago de cuotas caras.

Agentes no oficiales, reclutadores a cambio de dinero e ilusiones rotas en Europa

El Ajax también tiene una escuela de fútbol en Ghana, pero incluso hay escuelas en países como Qatar (Academia Aspire) donde viajan niños de todo África. Fue denunciada ante la FIFA por movimiento ilegal de jóvenes. A veces eran menores de 13 años.

El año pasado se encontraron 34 niños de Abidjan (Costa de Marfil) en Malí en condiciones pésimas. Sin casi alimento y hacinados. Sus padres habían pagado altas sumas de dinero creyendo que les estaban dando una oportunidad para jugar en un club extranjeron.

La solución está en los clubes de destino

La pobreza en el continente negro hace que las familias vean en el viaje una salvación (Samuel Eto’o llegó a las categorías inferiores del Real Madrid siendo un desconocido) para sus problemas económicos. En las recomendaciones, el informe pide a los clubes unos "criterios de admisión" como una edad mínima, la documentación correcta y garantizar el contacto del niño con la familia.

En 2007 la Unión Europea aprobó una resolución para la "aplicación de directivas" para evitar estas prácticas. En otoño habrá una convención para que 27 ligas europeas firmen un acuerdo para establecer medidas concretas. Ahora no las hay.

Actualmente, no hay una normativa que se les obligue a realizar a los clubes cuando hacen una prueba a un niño

Sin embargo, esto ocurre desde hace años. En Italia, una investigación del año 2000 por la comisión de la infancia en el Senado desvelaba que "5.282
jugadores con licencia menores de 16 años provenían de países no comunitarios (principalmente de Africa) y que apenas 23 de ellos contaban con un contrato registrado".

El caso contrario con las academias son las financiadas con el dinero de algunos futbolistas africanos conocidos que, quizá, en su día pasaron por algo parecido. Pero en Accra (Ghana) dice el informe que hay 500 academias de fútbol ilegales.