Nadal
Nadal, tras ganar la semifinal de la Davis (Agencias).

Juan Martín del Potro dedicó a sus padres su victoria ante el ruso Igor Andreev en tres sets y la clasificación de Argentina a la final de la Copa Davis que disputará en casa con España en noviembre próximo.

"Dedico esta victoria a mis padres, a quienes pedí que no vinieran al estadio porque me iba a poner nervioso", dijo entre llantos el héroe del equipo argentino, que logró la clasificación para la final con sus victorias sobre Nikolay Davidenko e Igor Andreev, ambas en tres mangas.

Del Potro, que el martes cumplirá los 20 años, dijo que celebrará "lo mejor" que le ha ocurrido en su breve carrera como tenista "desde ahora hasta que termine el día de mi cumpleaños".

Mientras el joven tenista nacido en la ciudad bonaerense de Tandil respondía a algunas preguntas de la prensa, con la voz entrecortada por la emoción, era aplaudido por sus compañeros de equipo David Nalbandian, Guillermo Cañas y Agustin Calleri.

"Agradezco la confianza y el apoyo que todos me han brindado. Esta es la alegría más grande de mi vida", afirmó "el flaco".

Calienta la final

Ya en plena fiesta de celebración, el argentino se acordó de uno de sus rivales en la final de noviembre.

"Nosotros vamos a estar de la mejor manera para sacarle los calzones del orto", dijo, en referencia a la manía de Nadal entre punto y punto, cuando se coloca el pantalón.

Y terminó con un desafío. "Ahora que vengan los españoles con Nadal".