Aficionados colombianos
Varias personas celebran el pase a cuartos de la selección colombiana en una calle del municipio de Ginebra en el departamento del Valle del Cauca (Colombia). EFE

La celebración por el pase de Colombia a cuartos de final del Mundial de fútbol de Brasil, tras su victoria por 2-0 ante Uruguay, se cobró el sábado la vida de ocho personas en Bogotá, según informó este domingo el alcalde de esa capital, Gustavo Petro.

"Es muy malo el balance de celebración del partido de ayer —por este sábado— en Bogotá. En breve se expedirá comunicado de datos. En hospitales murieron 8 personas", dijo Petro en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

entre otras medidas, algunas ciudades impusieron la ley seca, toque de queda para menores, o la prohibición de compra y venta de harina o espuma El sábado por la noche ya se conoció la muerte de una mujer de 25 años a la que alcanzó un disparo de bala en Bosa, un sector popular de la capital, pero aún no hay detalles del resto de fallecidos.

Tras la muerte de nueve personas en Bogotá en la celebración de la primera victoria de Colombia en el Mundial, en el 3-0 ante Grecia del pasado 14 de junio, las autoridades locales impusieron una serie de medidas para evitar hechos violentos.

Estas medidas, como la ley seca (prohibición de compra, venta y consumo de alcohol), que rigieron durante toda la jornada, dieron sus frutos en los siguientes dos encuentros de la selección, que se disputaron entre semana, al no registrarse más víctimas mortales.

La ley seca fue imitada en otras ciudades del país, como Cali, Cúcuta, Valledupar o Bucaramanga, así como en seis departamentos, entre los que están Boyacá, Córdoba y el Valle del Cauca.

En algunas de estas regiones se impusieron otras medidas, como el toque de queda para menores de edad, la prohibición de compra y venta de harina o espuma, elementos utilizados durante los festejos, o la prohibición del porte de armas.

A falta de un informe que aporte datos de todo el país, las autoridades también informaron de un homicidio en el municipio de Sogamoso, en el departamento de Boyacá.