Mohamed Salah
Mohamed Salah, otro de los tres candidatos al premio 'The Best' 2018 EFE

Mohamed Salah se ha convertido en una referencia para el mundo musulmán en occidente. El delantero egipcio del Liverpool es el ejemplo perfecto de cómo tender puentes entre las dos culturas, y por ello ha sido elegido como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista 'Time'.

En la entrevista al respecto, Salah reflexiona sobre su infancia, su vida en Liverpool y sobre un asunto en el que los occidentales son muy críticos hacia el mundo musulmán: las mujeres. El jugador de fútbol admite en este sentido de que deben hacer una reflexión profunda sobre el rol que ellas tienen y cómo ellos las tratan.

"Debemos cambiar la forma en que tratamos a las mujeres en nuestra cultura. Es algo que se tiene que hacer, no es opcional. Apoyo a la mujer más que antes, porque siento que merece más de lo que le dan ahora, en este momento", señala al respecto.

Salah es consciente de la ascendencia que tiene en su país, donde es uno de los mayores ídolos. "La gente siempre tiene grandes esperanzas sobre ti. Ves a niños que visten tu camiseta y que dicen que desean ser algún día como tu. A veces uno se pone nervioso, pero luego ve que es algo de lo que sentirse orgulloso por todo lo que se ha hecho", reflexiona.

Aunque admite que en Liverpool desde el primer día le han tratado de manera magnífica y se ha sentido muy acogido, no todo el mundo le quiere. Prueba de ello son los despreciables insultos que ha recibido recientemente, cuando tuvo que escuchar cómo le llamaban "yihadista".