Las sospechas de dopaje salpican a Mo Farah: faltó a dos controles antes de Londres 2012

  • El atleta se perdió un primer test a comienzos del año 2010 y un segundo en febrero de 2011, cuando afirmó que no había escuchado el timbre de su casa.
  • Su técnico, el estadounidense Alberto Salazar, ha sido acusado en un reportaje televisivo de utilizar prácticas dopantes con los deportistas que prepara.
  • El británico de origen etíope, campeón olímpico de 5.000 y 10.000 m.
El atleta británico, Mo Farah, campeón olímpico de 10.000 m en Londres 2012.
El atleta británico, Mo Farah, campeón olímpico de 10.000 m en Londres 2012.
EFE

El atleta británico Mo Farah faltó a dos controles antidopaje antes de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, según revela este jueves el tabloide Daily Mail.

Farah, que tiene el récord de Europa de 1.500 metros, no cumplió con un primer test a principios de 2010, antes de que se uniera al entrenador Alberto Salazar, al que un reciente documental de la BBC relacionó con supuestas prácticas de dopaje.

Según añade el Daily Mail, la segunda falta ocurrió en febrero de 2011, cuando Farah afirmó que no había escuchado el timbre de su casa cuando iba a ser sometido al test.

Farah se unió a los entrenamientos de Salazar a principios de 2011 y en los Juegos de Londres fue figura estrella del atletismo para los seguidores del Reino Unido, al ganar los 5.000 y los 10.000 metros.

El Daily Mail afirma haber tenido acceso a documentos oficiales que muestran que Farah y su equipo apelaron al Ukad -organismo británico antidopaje- contra el segundo test.

En virtud de las medias de Ukad adoptadas en ese entonces, cualquier atleta que no cumpla con tres controles antidopaje durante un periodo de 18 meses (actualmente el periodo es de 12 meses) podía ser sancionado con una prohibición para competir de 4 años.

Hace unas semanas Farah admitió el estrés "emocional" que le han causado las acusaciones de prácticas de dopaje contra Salazar, por lo que se retiró de una carrera en Birmingham, donde el campeón olímpico, mundial y europeo de 5.000 y 10.000 metros, de 32 años, tenía previsto correr los 1.500.

Farah, sobre el que no hay denuncias, no ha ocultado su inquietud y su enfado por si su nombre se ve empañado por el caso de Salazar, quien ha negado las denuncias hechas por la investigación de la cadena británica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento