Voleibol
Un partido de voleibol femenino, en una imagen de archivo. ARCHIVO / EFE

El positivo del internacional ruso Alexandr Markin por Meldonium puede costarle a la selección rusa de voleibol no participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo verano.

Las nuevas sanciones por dopaje, establecidas por la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) desde el pasado 1 de enero, preven, en los artículos 10.3 y 11.1, desde una suspensión de cuatro años al jugador, la pérdida del encuentro en el que dio positivo o, incluso, la descalificación de la competición de la selección.

Markin, jugador del Dinamo de Moscú, dio positivo el 9 de enero, en el partido Alemania-Rusia, correspondiente al preolímpico continental que se disputó en Berlín.

Rusia se impuso en ese encuentro por 3-1, y se aseguró el pasaporte para Río, mientras que Alemania perdió sus opciones olímpicas.

Si Rusia fuese excluida, Alemania podría tener una opción más ya que acudiría al preolímpico mundial que se disputará en Japón del 26 de mayo al 5 de junio.

La FIVB decidirá la sanción el próximo 19 de abril.