Marta Domínguez
Marta Domínguez, en una carrera. EFE

Marta Domínguez, campeona mundial de 3.000 metros obstáculos en 2009 y subcampeona de Europa en 2010, reconoció que con una atleta como la etíope Tirunesh Dibaba, dos veces campeona olímpica y cuatro del mundo en pruebas de fondo, "será imposible ganar" este sábado en la San Silvestre Vallecana.

"Con una atleta del nivel de Dibaba, es imposible ganar. El hecho de conocer el recorrido te sirve para saber más de ti, pero no para tener más poder sobre las contrincantes. Te permite salir un poco más despacio y regular las fuerzas porque los dos últimos kilómetros son muy duros y puedes evitar un pinchazo", afirmó la palentina.

Todos queremos correr aquí

Para Domínguez, que participó junto a Dibaba en la rueda de prensa de atletas, la San Silvestre Vallecana "es muy dura, pero es la mejor que hay, tanto por el público como por la exigencia y la organización".

"Por eso todos queremos correr aquí", añadió. "Por el hecho de estar aquí somos unos privilegiados. Yo voy a correr tranquila, a mi ritmo, con la idea de llegar al final lo menos cansada posible. No me preocupa la marca porque, aunque siempre corro al máximo, las marcas son sólo orientativas".

Marta reiteró que después de diez meses de inactividad por su embarazo (dio a luz en mayo pasado a su primer hijo) se le hizo "raro" volver a competir. "El cuerpo se te queda atrofiado. Hice 34 minutos en los 10 km de Madrid, pero lo importante es acumular carga de trabajo. El único objetivo son los Juegos Olímpicos de Londres".

"Llegaré a tiempo para Londres. Las cosas van bien. Despacito, pero habrá tiempo para recuperar mi mejor nivel y estar con las mejores", aseguró.

Con respecto a su maternidad, considera que no interfiere en sus entrenamientos. "Con el niño estoy muy bien. La vida me ha cambiado para bien, aunque mi cabeza es ahora diferente", dijo.