Marc Márquez
Marc Márquez, en el circuito de Termas de Río Hondo (Argentina). EFE

Marc Márquez ha culminado un sábado perfecto para el motociclismo español en Argentina. El vigente campeón del mundo saldrá por delante de Maverick Viñales y de Andrea Dovizioso, en una clasificación llevada al límite en la que los tres pilotos están en menos de dos décimas.

Márquez lleva un fin de semana ideal, ya que sólo se le ha escapado una sesión de libres: el resto las ha dominado con autoridad. Tratará de resarcirse de la última carrera, en la que Dovizioso supuso un duro rival hasta los metros finales. Márquez no desaprovechó la ocasión de dejar un gran derrapaje, que hasta acabó festejando con el público.

La de MotoGP fue la guinda para los españoles, ya que antes en las otras categorías hubo control absoluto de los españoles. Jaume Masiá le arrebató a Arón Canet la pole en Moto3, dejando claro que las KTM son las grandes favoritas en Termas de Río Hondo. Instantes después fue Xavi Vierge el que, como el año pasado, se llevó la pole de Moto2 en un trazado que se le da excepcionalmente bien.