Harrison Barnes, en el momento en el que se enteró de que iba a ser traspasado.
Harrison Barnes, en el momento en el que se enteró de que iba a ser traspasado. CAPTURA PANTALLA

Llega el fin de mercado de fichajes de la NBA –el 7 de febrero es la fecha límite- y las franquicias van a toda velocidad buscando la configuración óptima para sus plantillas, lo que provoca alguna situación rocambolesca, como la vivida en el American Airlines Center en la noche del miércoles.

Harrison Barnes, alero de Dallas Mavericks, se enteró de que iba a ser transferido a Sacramento Kings en pleno partido contra Charlotte Hornets, en un movimiento de intercambio por Justin Jackson y Zach Randolph. La reacción, obviamente, no tiene desperdicio:

La situación no ha gustado en absoluto dentro de la NBA, y la que es quizás su voz más autorizada "dentro" de la pista, LeBron James, dejó un duro mensaje en Instagram después de lo ocurrido:

"Déjame adivinar, esto es genial porque hicieron lo mejor para la franquicia, ¿no?. Traspasaron a este hombre mientras estaba jugando literalmente. No estoy criticando a quien lo traspasó porque esto es un negocio y hay que hacer lo que se crea que es mejor, sólo quiero que esto empiece a cambiar y que cuando un jugador quiere ser traspasado o deja una franquicia no sea un egoísta o un ingrato y cuando te intercambian, renuncian, cortan, etc. sea porque es lo mejor para ellos", publicó el jugador de Los Ánegles Lakers.