Kvyat y Norris
Daniil Kvyat golpea al McLaren de Lando Norris en el GP de China. F1

La carrera del GP de China empezó de la peor manera posible para los dos McLaren: con un accidente en el que ambos estuvieron involucrados. La culpa no fue ni de Carlos Sainz ni de Lando Norris, sino de Daniil Kvyat.

El piloto ruso estaba intentando progresar en la primera vuelta cuando se pasó de optimista al afrontar una de las curvas a derechas del trazado de Shanghái. Dejó sin espacio a Sainz, que iba por su izquierda, le dio un golpe y a su vez este tocó a un Norris que, justo después, recibió un fuerte impacto del Toro Rosso que le puso a dos ruedas.

Los McLaren entraron en boxes para cambiar alerones y montar los neumáticos duros para ir hasta el final de carrera, pero ya con muy pocas opciones para puntuar. Los comisarios culparon a Kvyat de la acción, le impusieron un 'drive through' y en la recta final de carrera abandonó.