Kun Agüero y Raúl
Kun Agüero (dcha.) y Raúl (izq.), los dos emblemas del Atlético y Real Madrid respectivamente. ARCHIVO

La última vez que el Atlético de Madrid logró ganar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu fue el 30 de octubre de 1999. Dos goles de Hasselbaink y uno de José Mari lo hicieron posible, aunque esa campaña el Atlético acabó descendiendo a Segunda División. Desde entonces han pasado casi diez años y ninguno de los actuales componentes de la plantilla rojiblanca sabe lo que es ganarle al Real Madrid. 

Por eso, nada más acabar el partidazo del pasado fin de semana ante el Barcelona (4-3), Sergio Kun Agüero lanzó su amenaza, aún con la euforia de sus dos goles en las venas: «Quiero marcarle también al Real Madrid en el Bernabéu», manifestó Agüero, que en 2007 estreno su casillero en terreno blanco. El argentino, que lleva 12 tantos en Liga, es la máxima preocupación del conjunto blanco junto a Diego Forlán, que acumula 17 goles.

"Son los jugadores más decisivos del Atlético. Uno por su calidad y otro porque es un matador del área, uno de los mejores delantero de la Liga», aseguró ayer el medio del Madrid Guti que, además, mandó un mensaje al Barcelona: «Veo nerviosismo allí».

En el otro bando, todos temen a Raúl. «Es el emblema del Madrid», dijo esta semana el portero atlético Leo Franco.

‘Bestia negra' rojiblanca
No obstante, el capitán del Real Madrid ha marcado ya 14 goles en Liga y es la auténtica bestia negra de los colchoneros. Raúl debutó en un derbi con sólo 17 años. Fue en 1994 y marcó el tercer gol de aquel recordado 4-2. Luego no ha parado de perforar la meta rojiblanca, marcando en los derbis del Bernabéu de 1995, 1997, 2003, 2006 y 2007 para sumar seis goles. Otros cinco los hizo en el Calderón.

Pepe, ausente; vuelve Perea
El gran ausente en el Real Madrid será el central Pepe, uno de los hombres más en forma del equipo, que se perderá el derbi por sanción junto al holandés Sneijder. Su lugar en la defensa blanca podría ocuparlo Metzelder. También tiene opciones Míchel Salgado, lo que obligaría a Sergio Ramos a jugar de central. En el Atlético, la novedad podría ser la vuelta al lateral derecho de Perea, ya recuperado de su lesión. Raúl García es la única baja atlética por sanción.