Ronald Koeman
Ronald Koeman en conferencia de prensa (Reuters). Dylan Martinez / REUTERS

El entrenador del Valencia, Ronald Koeman, compareció en rueda de prensa en la víspera del enfrentamiento ante el Real Zaragoza y aseguró que el equipo "no está afectado" por los movimientos que se han producido en la última semana, en la que veteranos de la talla de Santiago Cañizares, David Albelda y Miguel Ángel Angulo han sido dados de baja.

Koeman, que recordó que en Irún el equipo estuvo a la altura, fue incluso más allá y subrayó que este tema es ya "una página del pasado" y que ahora lo importante es "preparararse para el siguiente partido y no pensar en otras cosas".

El técnico holandés, taxativo, añadió que no pretende hablar más en relación a este asunto, y ni siquiera hizo amago de responder a las manifestaciones públicas de los jugadores después de conocer su decisión.

Koeman recordó que en la plantilla existen dos nuevos capitanes, Baraja, primero, y Marchena, segundo, y que en caso de que ninguno de los dos saltara al campo ante el Real Zaragoza "ya se vería quién es el tercero".

El preparador de los valencianistas se refirió igualmente a uno de los emblemas del equipo en el último lustro, Vicente, aunque las lesiones le hayan relegado a un segundo plano. "No está en las mejores condiciones físicas y por eso no se le puede usar siempre en todos los partidos. Le cuesta entrar, recuperarse. Debe trabajar más para ganar más minutos y partidos", indicó.

Por último Koeman espera despedir el año con un triunfo, aunque a su juicio el partido ante el cuadro maño es "complicado" por varios factores. "Primero porque es fuera de casa, tienen un equipo experimentado con varios ex jugadores del Valencia y para ellos siempre es algo más", explicó el holandés, consciente de que los días de descanso motivados por las fiestas navideñas vendrán muy bien a los jugadores "para desconectar".