Harry Kane
Harry Kane celebra su 'hat trick' ante Panamá. EFE

Los aficionados ingleses llevan todo el Mundial versionando el famoso 'Will Grigg is on fire' con 'Harry is on fire', en honor al capitán de los 'Three Lions'. Y no les falta razón. Harry Kane está en un momento dulce, y comandó la goleada de su país a una Panamá que con marcar su primer gol en la historia de los Mundiales ya tenía  suficiente.

A sus 24 años, en su primer Mundial, Kane está llamado a ser una de las grandes figuras del torneo. Cinco goles en sus primeros dos partidos mundialistas ya le han metido de manera directa en la historia del fútbol inglés, convirtiéndole en el segundo máximo anotador de los 'pross' en un Mundial. También es el tercer jugador inglés que hace un hat trick en un Mundial, tras Geoff Hurst en 1966 a Alemania y Gary Lineker en 1986 a Polonia, que son quienes comandan la lista de máximos goleadores ingleses en los mundiales.

Más estadísticas logradas por Kane ante Panamá: es el cuarto jugador que hace cinco o más goles en los dos primeros partidos de un torneo, tras los legendarios Sándor Kocsis (Hungría, hizo 7), Guillermo Stábile (Argentina) y Just Fontaine (Francia) (5 cada uno, como Kane).

Dos penaltis y un gol casi sin querer que hacen que Kane se ponga al frente de la tabla de goleadores del Mundial. Lleva uno más que Romelu Lukaku y Cristiano Ronaldo, con cuatro cada uno, y demuestra que este es su año. Prueba de ello es repasar las estadísticas de los últimos años: entre Tottenham e Inglaterra, Kane ha anotado (de momento) 51 goles en la 2017-2018. La temporada anterior hizo 38.

Pocas dudas genera esta Inglaterra, subida a un Kane que, efectivamente, está 'on fire'. El partido ante Bélgica, donde se jugarán el primer puesto del grupo G, será un auténtico duelo de cañoneros, donde Lukaku y el propio '9' inglés pondrán a prueba su capacidad goleadora. Que se preparen Pickford y Courtois...