Romelu Lukaku
Lukaku celebra uno de sus dos goles ante Túnez durante el Mundial de Rusia. EFE

Hay una máxima que se cumple en cada gran torneo de selecciones desde hace unos años: colar a Bélgica entre las favoritas. El equipo que entrena el español Roberto Martínez cuenta en sus filas con estrellas de primera talla mundial, como Eden Hazard, Kevin de Bruyne o Romelu Lukaku, estrellas indiscutibles en la Premier League y que están en plenitud de sus capacidades, por edad y por juego.

En Rusia no podía faltar esa máxima. Tras ganar con un contundente 3-0 a Panamá, le han endosado otros cinco a una Túnez que tuvo algún conato de responder, pero que se quedó corta. En ambos casos, el protagonista de la goleada fue el mismo: Romelu Lukaku.

El delantero del Manchester United cuenta sus partidos en este Mundial por dobletes. Le hizo dos a Panamá, como le hizo también dos a Túnez. En este último caso, uno con cada pierna: primero recibió de Mertens para rematar con la izquierda, y media hora después , un balón filtrado entre líneas de Meunier para, con la derecha y picada, poner el que en ese momento era el 3-1. Hay que remontarse al mismísimo Diego Armando Maradona en México'86 (el de la 'Mano de Dios' y el 'barrilete cósmico') para ver al último futbolista que marcó dos dobletes consecutivos en una Copa del Mundo. Antes que él, los legendarios Sándor Kocsis (Hungría, en 1954), Just Fontaine (Francia, en 1958) y Grzegorz Lato (Polonia, en 1974).

En los dos goles de Túnez, Lukaku demostró dos de sus grandes virtudes: su capacidad para desmarcarse y su innegable olfato goleador. Un delantero puro, de los de antaño, merced a una fortaleza física que intimida a no pocos centrales.

A sus 25 años, Lukaku ya es el máximo goleador de la historia de Bélgica, con 39 tantos. De ellos, 22 los ha conseguido en sus últimos 19 partidos con la elástica de los 'Red Devils'. La progresión que tiene este futbolista no tiene techo, de momento, y ya son muchos los que miden la candidatura de Bélgica en función del estado de fomra de su '9'.

Es el líder y comandante de una generación llamada a hacer algo grande y ser, por fin, el campeón que muchos ven.