Asier de la Iglesia
El baloncestista Asier de la Iglesia, quien lucha contra la esclerosis múltiple Twitter Asier de la Iglesia

La vida de Asier de la Iglesia es una de esas historias que aparecerían en un manual de superación, coraje y ganas. El baloncestista profesional fue diagnosticado con esclerósis múltiple en 2013, pero eso no ha frenado su pasión por el baloncesto.

Hasta la pasada temporada militaba en el Ordizia-Basoa Banaketak de la Liga EBA, la cuarta en importancia del país, y no sólo figuraba en la plantilla: fue uno de los jugadores más valorados con una media de 28,6 de valoración y un promedio de 17 puntos y 13 rebotes. Todo ello, con movilidad reducida y puntuales problemas de visión.

Su buen hacer le llevó a disputar el último partido de la temporada en un equipo ACB, el Delteco GBC, con el que entró en la historia al ser capaz de dejar a un lado su enfermedad y demostrar que la voluntad a veces es la mayor fuerza que el ser humano puede emplear, por encima de todo.

Una calidad en el juego que le valió el interés de varios clubes por Europa. Sin embargo, la esclerosis múltiple le cierra alguna puerta. Un equipo francés, del queDe la Iglesia no ha querido desvelar el nombre, se echó para atrás al enterarse de su condición. Lo contaba él mismo así en sus redes sociales:

Él, sin embargo, no se rinde, y sigue buscando equipo para seguir desarrollando su gran pasión.