El infierno del futbolista refugiado Hakeem Al-Araibi: es encarcelado en Tailandia y teme por su vida

  • Fue detenido en el aeropuerto de Bangkok cuando llegaba para disfrutar de su luna de miel.
Hakeem Al-Araibi, futbolista refugiado de origen bahreiní que fue encarcelado en Tailandia.
Hakeem Al-Araibi, futbolista refugiado de origen bahreiní que fue encarcelado en Tailandia.
Twitter @FIFPro

El futbolista Hakeem Al-Araibi vive un infierno. Todo comenzó cuando el exinternacional con Bahrein huyó en 2014 a Australia cuando fue condenado a diez años de prisión por daños en una comisaría. En el país oceánico reside, trabaja y juega desde entonces y ha sido reconocido oficialmente como refugiado. No obstante, el pasado noviembre fue detenido en Tailandia y teme por su vida, ya que puede ser extraditado a su país de origen.

Al-Araibi, jugador del Pascole Vale de la división regional australiana, llegó el 27 de noviembre a Bangkok para disfrutar de su luna de miel y, a pesar de que contaba con la seguridad de las autoridades australianas de que estaría a salvo, fue detenido en el aeropuerto.

Ahora se encuentra en prisión y en el centro de una disputa diplomática que involucra a tres países y podría obligarle a volver a Bahrein. Los funcionarios australianos trabajan por su liberación, pero el futbolista lleva ya dos meses retenido y teme ser perseguido si se ejecuta la solicitud de extradición.

El jugador fue crítico con el presidente de la Confederación Asiática de Fútbol y miembro de la familia real bahreiní, Sheikh Salman Bin Ebrahim Al Khalifa, que también es vicepresidente de la Comisión Disciplinaria FIFA y se postuló para presidente del máximo organismo del fútbol mundial en 2016, cuando perdió ante Gianni Infantino. Más concretamente, Al-Araibi criticó su presunta participación en la represión a atletas disidentes durante la primavera árabe.

La FIFA ha solicitado a las autoridades de Tailandia, Australia y Bahrein que tomen las medidas necesarias para garantizar el regreso del futbolista a Australia de manera segura para que pueda continuar con su carrera deportiva.

El caso de Al-Araibi ha dado la vuelta al mundo e incluso se ha creado la campaña #SaveHakeempara divulgar cómo ha terminado en una prisión tailandesa. Craig Foster,. ex capitán de los Socceroos y uno de los principales activistas de la campaña, reconoció en una entrevista a SBS tras visitar a Hakeem que el jugador está "perdiendo la esperanza" pero encontró fuerza al saber de los apoyos que está recibiendo en su país adoptivo.

Otro de sus apoyos ha llegado del conocido comentarista de eSports Nate Patrick, quien aprovechó el tirón del surrealista encuentro de sus padres con Paul Pogba y Nemanja Matic para dar visibilidad a la situación del futbolista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento