Paco Jémez, entrenador de la UD Las Palmas
Paco Jémez durante una rueda de prensa EFE

La UD Las Palmas despedirá una de sus peores temporadas frente a la gran revelación del año, el Girona. Los de Paco Jémez sólo quieren dejar un buen sabor de boca a sus aficionados, aún enardecidos por el descenso, pero que confían en que el tropiezo de caer a Segunda dure sólo un año.

Para cualquier entrenador, preparar un partido así es muy complicado. "El mensaje que les he dado es que jugamos nuestro último aprtido en Primera, y para algunos será el último porque uno no sabe dónde tiene su futuro", dijo Jémez ante los medios. Para este partido se espera que haya algunas caras buenas, como el joven Benito, y otras que no se volverán a ver en el Gran Canaria, como un Etebo que volverá a su equipo tras cumplir cesión. Peñalba y Emenike son baja por lesión.

El problema para los de Jémez es que tendrán delante a uno de los equipos más complicados de ganar de toda la Primera División. El Girona de Pablo Machín se ha ganado los elogios unánimes del fútbol español, toda vez que han estado muy cerca de conseguir clasificarse para Europa. El técnico gerundense no se mordió la lengua para calificar la temporada de sus rivales. "Ha sido una temporada desastrosa", admitió un Machín que está en pleno proceso de renovación de su contrato.

"Mi continuidad depende más del Girona que de mí. Los plazos los marca el club. Hasta hace poco había una propuesta por su parte, mientras que ahora también hay una contraoferta de mis representantes. Si hay esto, demuestra mi voluntad de continuar", aseguró ante los medios. Su buen hacer le ha colocado en la agenda de varios equipos 'top' de Primera. La única baja que tiene Machín para este partido, por lesión, es la de José Aurelio.

El partido se disputa este sábado 19 de mayo, a las 18:30 y puede seguirse en directo en Bein Sports y en www.20minutos.es.