Placa de Griezmann
La placa de Griezmann en el Wanda Metropolitano. Twitter @Tala_Radio

La marcha de Antoine Griezmann al FC Barcelona ha enfadado a buena parte de la afición del Atlético de Madrid. Algunos seguidores rojiblancos lo han demostrado este sábado, después de que el delantero francés rescindiera su contrato previo pago de 120 millones de euros.

Ese enfado se ha hecho visible en la placa que el francés tiene a su nombre en el Paseo de Leyendas del Estadio Wanda Metropolitano, que aparece sucia y llena de pegatinas con escudos del Atlético , algunos de ellos criticando también el cambio en la identidad corporativa de la entidad.

Tras la inauguración del recinto, en 2017, se estableció un criterio para decidir a qué jugadores se homenajeaba con una placa: todos aquellos que hubieran disputado, al menos, cien partidos con el Atlético. Esto trajo polémica, pues implicaba conceder una placa a Hugo Sánchez, que abandonó el club en los años ochenta para firmar por el eterno rival, el Real Madrid. Por eso, la placa del mexicano acostumbra a estar llena de basura. Lo mismo ha sucedido en la última temporada con la de Thibaut Courtois, una vez que se conoció su fichaje por los blancos.