Desde que llegó Simeone, el Atleti ha gastado más y ha ingresado menos en fichajes que el Real Madrid

Diego Pablo Simeone, dirigiendo un partido con el Atlético de Madrid.
Diego Pablo Simeone, dirigiendo un partido con el Atlético de Madrid.
EFE

Real Madrid y Atlético de Madrid se verán las caras el próximo miércoles a las 21:00 en Tallin, con la Supercopa de Europa en disputa. El equipo blanco, por historia y por llegar como campeón de Europa, parte como ligero favorito, pero el gran mercado de fichajes que ha conseguido realizar el equipo rojiblanco este verano sitúa al equipo de Diego Pablo Simeone muy cerca en las casas de apuestas. La tendencia en la forma de afrontar el mercado de fichajes uno y otro equipo ha cambiado radicalmente, hasta el punto de que con el técnico argentino el gasto neto del Atlético de Madrid es superior al del Real Madrid.

Y es que desde que Diego Pablo Simeone llegó al banquillo rojiblanco, en diciembre de 2011, el Atlético ha gastado en materia de fichajes 620 millones de euros, ingresando 533,85, para realizar un gasto neto de 86,15 millones de euros. Si analizamos ese mismo lapso de tiempo al otro lado de la capital, el Real Madrid ha invertido 614 millones de euros, mientras que ha ingresado 570,5, con un gasto neto de 43,5 millones de euros, casi la mitad.

Es justo de decir que aquí solo se computa el gasto en materia de fichajes, y no la masa salarial de uno y otro equipo (en un periodo de tiempo en el que Cristiano Ronaldo ha estado en el equipo blanco). No obstante, a partir de esta temporada, Antoine Griezmann será el futbolista que más cobre comparando ambas plantillas, algo que evidentemente sienta un precedente y que llama poderosamente la atención.

La tendencia ha cambiado en los últimos años, cuando el Real Madrid ha decidido llevar una política más calmada en materia de fichajes. De hecho, este curso —hasta el momento— ha sido la temporada en la que el equipo blanco más ha ingresado, con 132 millones de euros. El año que más gastó desde la llegada de Simeone fue en el curso 2013/2014, con 175 millones de euros, temporada en la que llegaron Gareth Bale, Asier Illarramendi o Isco.

En el Atlético de Madrid la tendencia ha sido claramente opuesta. De hecho, durante sus tres primeras temporadas, Diego Pablo Simeone invirtió 54 millones de euros, pasando después en cuatro ocasiones la barrera de los 100 millones: 119 en la 2014/2015, 143 en la 2015/2016, 102 en la 2017/2018, y 123 en el actual verano.

Fuente: Transfermarkt

Mostrar comentarios

Códigos Descuento