Un comité de sabios, un G-4, un grupo de trabajo, un cónclave, un encuentro de expertos... y como gusten de llamarlo. El Fútbol Club Barcelona ya ha encontrado quien ocupe el hueco dejado por el destituido Andoni Zubizarreta. O quienes, mejor dicho. Porque la entidad culé anunció este jueves que apuesta por un equipo. La confianza perdida en Zubi que anunció Bartomeu hay que repartirla desde ahora.

Entre 1986 y 2013 Braida trabajó en el Milan, aunque el curso pasado ejerció en la Sampdoria de Génova

Jordi Mestre, vicepresidente deportivo, Javier Bordas, directivo del club, Carles Rexach, exentrenador del Barça y personaje siempre muy vinculado a su día a día, y el italiano Ariedo Braida, que llegó en la últimas semanas para ejercer de director deportivo, formarán ese comité.

El Barcelona impulsa una nueva Comisión Técnica de Fútbol cuya misión será la de planificar la próxima campaña desde un punto de vista múltiple que va desde su vertiente formativa (la cantera) hasta su visión y capacidad a nivel internacional (donde Braida es el que más tiene que aportar dada su experiencia en el Milan).

El FC Barcelona confirmó además que la labor de esta nueva comisión estará coordinada por Luis Enrique, entrenador del primer equipo, y por Jordi Roura, actualmente director del fútbol base del club catalán y que se tuvo que hacer frente de manera interina de la primera plantilla cuando Tito Vilanova comenzó a sufrir las primeras consecuencias del cáncer que le costaría la vida.

"Hace ilusión tener a dos personas como ellos que tienen un gran experiencia en el mundo del fútbol. La comisión técnica tiene el objetivo claro de trabajar para planificar la temporada próxima", manifestó este jueves un Josep Maria Bartomeu que ensalzo a Rexach: “Es un experto en el fútbol del Barça, del fútbol del primer equipo, del Barça B y del fútbol base". De Braida destacó: "Es un profesional que conoce perfectamente el mundo del fútbol, ya que ha trabajado durante muchos años y tiene una experiencia que nos aportará mucho".

"La comisión es lo mejor que se podía hacer. El Barça tiene que tener información y entre todos tenemos que buscar lo mejor para el club. Braida tiene muchos contactos, experiencia y, además, ya sabe lo que es trabajar en un gran club", ha recordado por su parte Rexach. Por su lado Braida considera que incorporarse al Barça es "fantástico" y ha recordado que se encuentra "en el club más grande del mundo", así como que "no hay otro como este en Europa". "Si no tienes la cultura de haber trabajado en un gran club, no puedes trabajar en el Barça y yo puedo aportar esta cultura. Además, hacemos un gran equipo con el Charly (Rexach)".