Alonso
Momento de la colisión entre Fernando Alonso y Daniil Kvyat. F1

El español Fernando Alonso (Mc Laren-Honda) se tuvo que retirar a las primeras de cambio del Gran Premio de Austria, la novena prueba del Mundial de Fórmula 1, tras tocarse en la salida, entrando en la primera curva, con el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso).

Alonso, que salía duodécimo, abandonó al dañar la parte trasera de su monoplaza tras golpearse con Kvyat en un incidente en el que también estuvo involucrado Max Verstappen (Red Bulla), que también abandonó. Kvyat fue sancionado con un 'drive through'.

"No sé qué ha hecho. Esto no es jugar a los bolos", dijo Alonso por radio justo después del toque y tras confirmar que su monoplaza tenía "muchos daños".

Sin embargo, minutos después, a los micrófonos de Movistar F1, se mostró más tranquilo. "Es una pena, no es nada que esté en nuestras manos. Habíamos salido bien, habían tenido algún problema Carlos y Verstappen, así que habíamos recuperado esas dos posiciones. En la primera curva nos tocaron y arruinaron un par de carreras. Es lo que hay", señaló resignado.

"En las salidas a veces, cuando se está luchando, pasan estas cosas. Cuando estás a mitad de grupo o en la parte trasera suele haber más problemas. Esta vez nos ha tocado a nosotros y esperemos que en la próxima nos libremos", relató.

Por último, el asturiano afirmó que esto le penalizará en los próximos Grandes Premios. "Seguramente pondré en Silverstone y en Hungría la especificación 3 y saldremos últimos, porque penalizaremos por culpa de ello. Tocan unas carreras difíciles, nada nuevo", concluyó.