Cadel Evans
El corredor australiano Cadel Evans posa con la medalla de oro tras proclamarse nuevo campeón del mundo de ciclismo en ruta. EFE

Un sambenito, el de chuparruedas, y un carácter hosco y fuerte definen a uno de los ciclistas más profesionales y competitivos del pelotón, al que se le han resistido las grandes vueltas, pero que ha encontrado su premio en el jersey arco iris de campeón mundial.

En Mendrisio usted rompió esa tendencia de celebraciones efusivas y explosivas...
Esta temporada he tenido que superar muchas dificultades y reveses. Ganar el arco iris era lo único que podría corregirlas... Tenía demasiadas emociones para mostrar ese día.

¿Teme esa ‘maldición’ que sufre el portador del arco iris?
Yo diría que la he padecido hasta los Mundiales. La única ocasión en la que todo marchó bien en el año fue allí.

¿Qué banda sonora le pondría a su victoria en los Mundiales?
When I come around
, de Green Day.

Usted ha sido líder en el Giro, el Tour y la Vuelta. ¿Cuál de las tres tiene más a su alcance?
Con la gente correcta a mi alrededor, y un poco de suerte, cualquiera. He estado a punto en todas ellas.

Esta temporada he tenido que superar muchas dificultades y reveses¿Algún ciclista por el que sienta especial admiración?
Miguel Indurain. Siempre me causó una gran impresión.

¿Qué queda del Evans que brilló en el mountain bike donde ganó dos Copas del Mundo?
El mismo hombre que adora montar su bicicleta dando lo mejor de sus cualidades.

¿Qué balance hace de su paso por la Vuelta (fue tercero)?
El ‘problema’ en la subida a Monachil ciertamente no me ayudó al triunfo (Camino de Sierra Nevada pinchó y perdió su segunda plaza en la general; criticó a las asistencias).

¿Alguna ciudad o rincón español que le haya enamorado?
El Camino de Santiago. Lo haré cuando me retire.

Mi banda sonora favorita es When I come around, de Green Day

La Vuelta se ha confirmado como la mejor preparación para unos Mundiales que en 2010 se disputarán en su país; ¿volverá para disputarla?
No estoy seguro de que me encaje en la planificación, sobre todo por la diferencia horaria y el viaje a Melbourne-Geelong.

¡Cuánto ha crecido en diez años el ciclismo australiano!
La clave se encuentra en el excelente programa nacional que lidera Shayne Bannan para desarrollar el ciclismo en todos los niveles y modalidades.