Laura Ester
Laura Ester, guardameta de la selección española de waterpolo, salva un balón durante un compromiso del Europeo de Hungría 2014. EFE

La selección española de waterpolo femenino se medirá este jueves (16:30 horas) a Hungría con la gran final del Campeonato de Europa, que se disputa precisamente en la capital húngara, en juego, un duelo en el que las chicas de Miki Oca buscarán un nuevo éxito en su brillante palmarés en los últimos años, ante un rival que sin duda tendrá ánimo de revancha.

La selección de Miki Oca pudo con las magiares en los Juegos de Londres y en los Mundiales de BarcelonaLa actual campeona del mundo, de menos a más en Budapest, se encuentra de nuevo a un paso de una nueva final, después de conquistar el oro mundial el año pasado en Barcelona y caer en la final hace dos años ante Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Londres. La espectacular trayectoria de las pupilas de Oca se encuentra una vez más con una Hungría con muchas ganas de revancha.

Será el cuarto enfrentamiento entre ambos países, siendo el único favorable a las magiares precisamente en el anterior europeo, en Eindhoven 2012, donde España sucumbió en cuartos de final (11-9). A partir de ahí, comenzó la ascensión de las 'guerreras' de Miki Oca, la cual apartó en semifinales de Londres 2012 (9-10) y el Mundial de Barcelona (13-12) un año después a las húngaras.

Todos ellos fueron partidos al límite, en los que la calidad española terminó imponiéndose, pero este jueves la anfitriona del Campeonato de Europa querrá una revancha ante su público en la piscina de la Isla Margarita. Hungría, vigente bronce Europeo, tuvo un camino más largo hacia las semifinales después de quedar segunda del Grupo A.

Aquello le obligó a jugar los cuartos de final, ante Rusia este martes, a quienes se impusieron con un claro 11-7. El conjunto ruso fue precisamente el único capaz de ganar a España, en el primer partido del torneo. Así las cosas, a pesar de que las de Oca han ido de menos a más en Budapest, sin duda necesitarán de su mejor versión, más fresca eso sí, para imponerse a una Hungría con ganas de estropear otra fiesta española. Italia y Holanda se jugarán el otro billete a la final a partir de las 18:00 horas