Laia Palau y Lucas Mondelo
Charla entre Laia Palau y Lucas Mondelo en una concentración de la selección española femenina de baloncesto. Alberto Nevado/FEB

Nada menos que seis torneos internacionales lleva la selección española femenina de baloncesto sin bajarse del podio. Desde que no logró la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2012, siempre se ha vuelto España con una medalla en el bolsillo.

La exitosa racha coincide con la llegada del técnico Lucas Mondelo al banquillo de la selección. Apenas un año después de coger al equipo, el entrenador barcelonés lo llevó a lograr la victoria en el Eurobasket de 2013. Al año siguiente, España se proclamó subcampeona del mundo, solo la imbatible Estados Unidos la derrotó. Y los éxitos continuaron: bronce continental en 2015, plata olímpica en 2016 (de nuevo solo el 'ogro' americano las frenó), oro europeo en 2017 y tercer puesto en el Mundial del pasado verano en Tenerife.

El reto para el Eurobasket que da comienzo este jueves (ante Ucrania, a las 20.00 h) es ahora aún mayor, mayúsculo. España buscará continuar con su exitosa carrera sin su mejor jugadora y líder sobre la cancha, la balear Alba Torrens. La alero, MVP del último campeonato de Europa, ha arrastrado durante toda la temporada problemas en su rodilla derecha y se ha tenido que tomar el verano como descanso. Pero su baja no es la única de gran importancia en el equipo, pues tampoco estará Sancho Lyttle, elegida mejor pívot en el pasado Eurobasket y clave en el juego interior español.

Sin dos de las jugadoras clave en el ciclo glorioso de la selección, les tocará dar un paso adelante a otras jugadoras, y Marta Xargay y Astou Ndour son las 'elegidas'. La escolta catalana ha sido la máxima anotadora en la gira de amistosos de la selección, mientras que la pívot ya ha suplido, y con garantías, a Lyttle en otras ocasiones (no pueden jugar juntas por ser nacionalizadas, al igual que les pasa a Ibaka y Mirotic).

De momento, el equipo de Mondelo está aprendiendo a vivir sin sus dos grandes referentes, y de los nueve amistosos anteriores ha ganado siete y solo ha perdido dos (Bélgica y Rusia). Además de Xargay y Ndour, el nucleo duro de España estará formado por Anna Cruz y las veteranas Laia Palau y Laura Nicholls.

Pero la baja de Alba, marca. "Nos falta nuestro mayor referente que es Alba Torrens, nuestro Pau Gasol", dijo Lucas Mondelo para que se entienda la magnitud de la ausencia. El gran objetivo de este Eurobasket es quedar entre las seis primeras selecciones, pues son las plazas que hay para participar en el Preolímpico que se disputará en el mes de febrero. Y, a partir de ahí, a soñar. "El objetivo es meternos en el Preolímpico, si además conseguimos medalla ya podemos volvernos todos locos. La gente se piensa que vas al supermercado y pides media docena de medallas. No es así. Es como cuando se acabe Nadal, o cuando se acabó Indurain, la gente se da cuenta de lo difícil que es". Palabras de Mondelo.