Paderborn Baskets
Imagen de un partido del Paderborn Baskets. Paderborn Baskets

El descenso más doloroso quizá no sea el que se produce en el último segundo de un partido, porque la segunda división del baloncesto alemán ha vivido uno más cruel si cabe: el que sufrió el Paderborn Baskets, que se va a tercera por culpa de una actualización de Windows, según el portal Ars Technica.

Ocurrió en el partido entre el Paderborn y el Chemnitz Niners. El ordenador que estaba conectado al marcador electrónico se 'colgó' y tuvo que ser reiniciado. Pero hete aquí que Windows tenía actualizaciones pendientes, y el reinicio duró 25 minutos. El partido se desarrolló con normalidad y el Paderborn ganó 69-62.

Pero el Chemnitz, con el reglamento en la mano, reclamó a la liga, ya que la competición sólo permite retrasos de 15 minutos. Por eso, la liga dio la razón al Chemnitz y sancionó al Paderborn con un punto menos en la clasificación.

Este punto menos supone el descenso del Paderborn a la tercera categoría del basket teutón. El manager general del equipo, Patrick Seidel, ha dicho que no se puede culpar de nada al Chemnitz, pero dice que no pueden ser culpables ya que ellos no activaron las actualizaciones.