Novak Djokovic
Novak Djokovic celebra su victoria en China. D. G. / REUTERS

Novak Djokovic, segundo cabeza de serie se proclamó campeón del Abierto de China de tenis después de derrotar en la final al croata Marin Cilic en dos sets (6-2 y 7-6), en una hora y 54 minutos de juego.

Novak Djokovic mordió el trofeo, quizá en alusión a Rafa NadalEl partido, que tuvo que pararse en el cuarto juego durante más de una hora a causa de la lluvia que caía en Pekín, se decantó del lado del serbio por su mayor experiencia y determinación ante un Cilic menos acertado que en rondas anteriores y que cometió hasta 25 errores no forzados. El croata había eliminado a Nadal en semifinales, y a tenor de la celebración de Djokovic mordiendo el trofeo, bien podría interpretarse como un guiño al balear.

"Es cierto que jugué mejor tras el parón por la lluvia. Tuve tiempo de pensar la táctica y la estrategia para jugarle mejor, pero no creo que (la lluvia) fuera un motivo determinante", explicó el serbio.

"Creo que la paciencia, la experiencia y la buena elección de los tiros decidieron al ganador", explicó el campeón, que reconoció que no tendrá mucho tiempo para celebrar la victoria, pues mañana ya empieza su próximo desafío, el Masters 1000 de Shanghai, donde defiende el título.

Sucede a Roddick

Con este triunfo, Djokovic sucede al estadounidense Andy Roddick, campeón en 2008, y se suma a la lista de vencedores en Pekín, en la que también destacan el chileno Fernando González (2007) y el mallorquín Rafael Nadal (2005).

El ganador sumó 500 puntos en el ránking ATP y se embolsó además un premio en metálico de medio millón de dólares, el más cuantioso del circuito tenístico de Asia, mientras que el finalista tuvo que conformarse con 300 puntos y 230.000 dólares.

Además, Djokovic recuperará el tercer puesto de la clasificación mundial, en detrimento del británico Andy Murray, a quien una lesión de muñeca ha obligado a ausentarse de las pistas en los siguientes torneos.