Bojan Krkic
Bojan Krkic, en la presentación de su biografía. EFE

Bojan Krkic relata su drama como futbolista en una extensa entrevista concedida a The Guardian. El jugador habla abiertamente de su trastorno de ansiedad, con el que ha lidiado desde que, de la noche a la mañana, se convirtiera en el futbolista más perseguido de España: con apenas 17 años, la gente le llamaba 'el nuevo Messi'. La presión le impidió acudir con la Selección a la Eurocopa de 2008.

"No fui a la Eurocopa del 2008 por problemas de ansiedad. Me llamaron con España para jugar ante Francia, mi debut interncaional, y se dijo que tenía gastroenteritis cuando en realidad lo que tuve fue un ataque de ansiedad. Pero nadie quería hablar de eso. El fútbol no estaba interesado", explica tajante.

La vida de Bojan cambió por completo: "Fui al Mundial Sub17 en julio y nadie me conocía. Cuando regresé no podía ni caminar por la calle", comenta.

Su 'no' a España no fue por gusto

Su renuncia a la Selección fue muy polémica y se especuló con que se debía a un tema de voluntad. Algo que a Bojan le afectó mucho: "Todos en la Federación sabían cómo estaba. Hierro me llamó para decirme que me iban a llamar para la Eurocopa, y le contesté 'duele decir esto, pero no puedo".

Carles Puyol, compañero en el Barça y en la selección, le ofreció su ayuda: "Ven, estaré a tu lado todo el tiempo", pero Bojan no se sentía capaz.

"Estaba tomando medicamentos, pero igualmente, al día siguiente leí en la prensa que Bojan no quería ir con España. Eso me mató. Me insultaban...Me sentí muy solo", explica de forma desgarradora el ahora jugador del Alavés.

Fue un momento durísimo que aún le duele: "Aún tengo esa cicatriz. Estaba asustado y enfermo. No sabía qué estaba haciendo, por eso no lo expliqué en su momento, sentía que tenía que escapar".

Odio eterno al fútbol moderno

Por otro lado, Bojan hace una interesante reflexión sobre el fútbol actual: "Fútbol, qué bonito eras...Cuando no había redes sociales, cuando sólo era fútbol. Esa es la sensación que tenía en Inglaterra. La esencia".

Bojan está cedido en el Alavés por el Stoke City. Ha jugado en las ligas de Italia, Alemania, Países Bajos, Inglaterra y España y, a sus 27 años, siente que aún le queda mucho por delante: "Disfruto jugando y no tengo intención de parar todavía".