La Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido (AAIB) ha mostrado la primera imagen de los restos de la avioneta Piper PA-46 Malibú en la que viajaban Emiliano Sala y el piloto Dave Ibbotson.

En el comunicado del organismo encargado de la investigación, confirman que en el interior se ve "un cuerpo sin vida", sin identificar de quién se trata. "La AAIB está considerando los siguientes pasos, en consulta con las familias del piloto y del pasajero, y con la policía", afirman en el comunicado.

La investigación ha tomado un rumbo inesperado, especialmente desde que aparecieran los primeros restos en una playa cercana en Surtainville, al norte de Francia. Desde ese momento, y pese a que en un principio habían cancelado la búsqueda, comenzaron a explorar la zona con un vehículo submarino y un buque especializado en este tipo de operaciones, hasta que apareció la aeronave prácticamente completa, pero muy maltrecha.

Desde la AAIB emitirán un informe completo en el plazo de un mes desde la fecha del accidente, producido el 21 de enero, si bien seguirán actualizando en función de los nuevos hallazgos.