Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo. Captura de imagen

La infancia de Cristiano Ronaldo no fue sencilla, precisamente. Hace unos días recordaba, con lágrimas en los ojos, la adicción de su padre al alcoholo. La estrella portuguesa de la Juventus creció en una familia con muy pocos recursos y no lo olvida. De hecho, le gustaría tener un detalle de agradecimiento con quienes le ayudaron entonces.

En una entrevista concedida al programa ‘Good Morning Britain’, Cristiano reveló que, cuando vivía ya en Lisboa y trataba de abrirse paso en la categorías inferiores del Sporting, él y otros compañeros sin apenas dinero se acercaban a un popular restaurante de comida rápida, donde varias de las empleadas les daban las hamburguesas que sobraban.

"Yo tenía 12 años y no tenía dinero. Vivía con otros jugadores de mi edad de otras partes de Portugal. Fue difícil sin mi familia. Una señora llamada Edna y otras dos chicas siempre nos daban alguna hamburguesa", cuenta. "Espero que esto me ayude a encontrarlas. Quiero invitarlas a cenar en Turín o Lisboa y devolverles lo que hicieron por mí. Nunca lo olvidé".