Javier Clemente
Javier Clemente. Alberto Morante / EFE

Javier Clemente, exseleccionador nacional, da la cara por Ángel María Villar, expresidente de la Federación condenado a prisión porque "creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos (tanto públicos como privados) a sociedades vinculadas, estableciendo un clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares".

El técnico, en una entrevista para As, insiste en que "ni de coña Villar ha metido la mano en el cajón. Otra cosa es que, por su forma de ser, Villar haya delegado y que otros se hayan podido aprovechar, que ya veremos si ha sido así o no".

Además, el vasco ha pagado la fianza de 300.000 euros de Padrón "porque me salió del alma", dice. El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol y su hijo Gorka ya lo hicieron en su día para salir de la prisión de Soto del Real (Madrid) tras pagar las fianzas de 300.000 y 150.000 euros, respectivamente, que les impuso el juez del caso Soule, Santiago Pedraz.

"Villar es un hombre austero, muy austero, que jugó doce años en el Athletic, no ni uno ni dos, y que algo ahorró. Además es metódico y religioso. ¡Pero si el único vicio que tiene Villar es rezar! No le veo metiendo mano en la caja. Ahora dicen que también tiene cosas con Hacienda. Bueno, como mucha gente. El que más y el que menos trata de pagar lo justo. Insisto, a ver en qué deja el juez todo este asunto", define Clemente.