La conexión Parejo-Rodrigo da la primera victoria al Valencia de Celades

Rodrigo Moreno celebra su gol en el Chelsea-Valencia.
Rodrigo Moreno celebra su gol en el Chelsea-Valencia.
EFE

El Valencia se ha llevado la victoria por la mínima (0-1) de Stamford Bridge, en un duelo decidido en una de sus pocas ocasiones claras de gol. La conexión Parejo-Rodrigo a balón parado le dio la primera victoria a Albert Celades en el banquillo valencianista.

El Chelsea salió con ganas de quitarse de encima al Valencia, pero el férreo nudo atrás evitó la goleada. Y eso que los de Frank Lampard tuvieron que afrontar casi todo el partido con un cambio menos, ya que una dura falta de Coquelin sobre Mount obligó a salir a Pedro al cuarto de hora de encuentro.

Fue el tiempo que tardó el Valencia en despertar. No fue hasta que Rodrigo espabiló al equipo cuando se vio por primera vez a Kepa en acción. No obstante, fueron unos pequeños destellos en una primera parte dominada claramente por el Chelsea y, sobre todo, por Willian. Hasta en tres ocasiones el atacante del conjunto londinense dejó a los valencianistas sin aire: primero con un disparo que rozó el palo, después con uno que se fue alto tras un gran pase de Kovacic y un tercero que sacó Cillessen a bocajarro.

La circulación del Chelsea fue clave, especialmente por las bandas españolas de Azpilicueta y Marcos Alonso, que dieron aire a Willian y a un Abraham que fueron una pesadilla para los de Celades.

En la segunda parte, el Valencia entró más en el partido. Aunque era el Chelsea quien más y mejores ocasiones generaba, fueron los ‘ché’ quienes salvaron el encuentro. Después de que Willian y Abraham perdonasen varias veces, tuvo que llegar a balón parado el tanto de la victoria valencianista.

Fue una jugada ensayada, que muchos ven ya como obra de la pizarra de Celades. Parejo habló con su amigo Rodrigo, que con mucha inteligencia se desmarcó en la marabunta que cubría la falta botada por el capitán ché. Kepa no pudo hacer nada para evitar el gol.

Una mano de Wass en el área fue pitada como penalti (previa revisión en el VAR) puso el 1-1 más fácil que nunca al Chelsea, pero Barkley lo mandó alto. El enfado de Willian, que le había cedido la pena máxima, fue la imagen final de un encuentro en el que los londinenses salieron derrotados de un encuentro que dominaron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento