Pedro celebra su gol ante el Bournemouth.
Pedro celebra su gol ante el Bournemouth. EFE

El Chelsea se ha impuesto al Bournemouth (2-0), logrando hacer pleno de triunfos y manteniendo el liderato de la Premier League, empatado con el Liverpool de Jürgen Klopp. Al conjunto de Sarri le ha costado mucho imponerse al de Howe, pero finalmente tanta generación de ocasiones ha provocado que la lata se acabase abriendo para sumar los tres puntos.

El conjunto visitante se ha metido muy atrás, y eso ha provocado que el conjunto londinense apenas encontrase espacio para lograr buenas situaciones de remate. Eso ha incidido directamente en el mal encuentro de Álvaro Morata, que no ha conseguido marcar y, de hecho, no ha tenido ninguna ocasión clara después de que Luis Enrique le volviera a convocar para la selección española, siendo sustituido a la hora de juego por Olivier Giroud.

El jugador más destacado fue Eden Hazard, que en todo momento ha generado ventajas para su equipo, aunque fue Pedro el que abrió la lata. El tinerfeño, a pesar de ser suplente, decantó el marcador a favor de su equipo, anotando el 1-0 tras una gran acción personal en el minuto 76.

A partir de entonces el Chelsea comenzó a encontrar más espacios, y en el tramo final del duelo hizo el 2-0. El tanto lo anotó Hazard, pero logró una gran situación de remate después de que Marcos Alonso, con una fantástica asistencia, le dejase mano a mano con el portero, celebrando el lateral español esa llamada del seleccionador nacional, donde peleará el puesto con Gayá en detrimento de Jordi Alba. Kepa Arrizagalaba y César Azpilicueta jugaron los 90 minutos y tuvieron una buena actuación.