Mark Cavendish se estrena en el Tour 2008
Mark Cavendish se estrena en el Tour con su victoria en la quinta etapa de la edición de 2008 (REUTERS). REUTERS
Los 232 kilómetros de la quinta etapa del Tour, la jornada más larga de esta edición, cumplieron las previsiones: una escapada se consolidó en los primeros kilómetros, logró un colchón de tiempo de hasta siete minutos y medio y atrás, en el pelotón,
varios equipos con hombres rápidos trabajaron con constancia para que en la meta de Chateauroux hubiese llegada masiva. El más rápido fue el británico Mark Cavendish (Columbia), que logró su primera victoria en la ronda gala. [Así te lo contamos]

Volvieron las caídas y en una de ellas se fue al suelo Alejandro Valverde. Sobre el kilómetro 95, el murciano, protagonista de todas las crónicas tras su pérdida de tiempo con todos los favoritos en la crono de Cholet, se vio implicado en una caída por culpa de un objeto tirado en la carretera. El líder del Caisse d'Epargne sufrió un fuerte golpe en una clavícula, una rodilla y un gemelo y, tras ser atendido en carrera, tenía previsto acudir a un centro hospitalario después de la etapa para descartar cualquier lesión de gravedad.

Vogondy, a cincuenta metros de una victoria

Las cámaras buscaron a Valverde casi tanto como a los aventureros del día, los franceses Vogondy (Agritubel), campeón nacional; Brard (Cofidis) y Jegou (Française des Jeux), el que fue el primer escapado de esta edición. A diez kilómetros, su ventaja era de 33 segundos con un pelotón escamado tras las confianzas de Nantes que, sin embargo, no concretó la caza hasta dentro de los últimos mil metros. Atacó Vogondy y se quedó a 50 metros de la victoria. El británico Mark Cavendish (T-Mobile), la velocidad del futuro que ya es una realidad absoluta después de sus etapas del Giro, se anotó su primer triunfo en el Tour por delante del alemán Zabel (Milram) y el español Óscar Freire (Rabobank). Freire está mejorando su estado de forma. El alemán Schumacher sigue líder.

El que sí se despidió del Tour fue el colombiano Juan Mauricio Soler (Barloworld), vigente rey de la montaña. Soler, con molestias en su muñeca izquierda por la caída que sufrió el sábado (molestias que podrían esconder una fractura de escafoides que no ha podido ser diagnosticada), intentó pasar la jornada, pero acabo retirándose en el kilómetro 15.

Mañana llega la primera cita con la montaña, aunque no sea de la entidad de Alpes o Pirineos. La estación invernal de Super-Besse, en el Macizo Central, acoge el primer final en alto de esta edición tras una etapa de 195,5 kilómetros. Antes, paso por un puerto de segunda: Col de la Croix-Morand (1.410 m).