Cassano
Cassano

El delantero italiano Antonio Cassano, apartado del Real Madrid de forma temporal de los entrenamientos por una falta de disciplina con Capello y pendiente del expediente sancionador del club, ha vuelto a agrandar su imagen de jugador conflictivo con este último capítulo.

Y no es la primera trifulca que tiene con su querido Fabio Capello, en Italia se les definió en su día con el término "cassanate", una mezcla humorística entre su apellido y la palabra italiana "casino" (follón, jaleo). Con Capello faltó a entrenamientos sin avisar o se fue de ellos porque no le señalaron una falta en un partidillo.

En su etapa en la Roma, el entrenador italiano ya dijo de Cassano que era el jugador joven con más talento y calidad que nunca ha entrenado. Capello le llamó al orden en 2002 en Madrid, jugaban en el Bernabéu, por tener encendido el teléfono móvil mientras el equipo comía. Era algo prohibido por el técnico.

Muchos le han sufrido

Otros entrenadores han padecido su temperamento, como Claudio Gentile (con la Italia sub'21 por no ser titular) alguna discusión con Rudy Voeller, los castigos apartándole del equipo con Luigi del Neri o Luciano Spalleti. Estos tres últimos los tuvo como técnicos en la Roma.

Ha insultado de varias formas y dado manotazos

Los árbitros también han tenido que aguantar insultos, como al colegiado Urs Meier en plena Liga de Campeones, o los "cuernos" (puño cerrado pero con el meñique y el índice alzados) que puso a otro trencilla del Calcio.

En cuanto a jugadores gasta peores formas. A Chiellini le dio un manotazo en el rostro por lo que fue expulsado.

Problemas con la seguridad vial

Cuando militaba en el Bari, equipo de su ciudad y con apenas 18 años, la policía le paró por conducir sin carné o por ir en una motocicleta de pequeña cilindrada por el centro sin el pertinente casco protector. Luego, militando en el Roma, sumó una multa por conducir a alta velocidad de noche.

El caso más sonado en la Roma

Se cuenta que cuando el mítico Bruno Conti (dirigente romanista) fue a decirle que debía excusarse ante el propietario de la Roma, Franco Sensi, Cassano le respondió que lo haría sólo si se lo pedía de rodillas.

Sólo si se lo pedía de rodillas el propietario de la Roma se excusaría con él, según se dice


Una respuesta que, se dice, llegó a oídos del capitán Francesco Totti y ahí empezó el distanciamiento entre ambos; algo que hasta saberse de este episodio extrañó, ya que Totti se había convertido en el "escudo" de un Cassano, que llegó a declarar que veía en él a un "hermano mayor".

Desde entonces, ambos no se soportan.

Tras pasar los meses, no aceptar una renovación en el intento del Roma de que no quedase libre al terminar su contrato, en enero de 2006 llegó el traspaso al Real Madrid. Se fue con varios kilos de más y sin ni siquiera saludar al técnico Spalletti y a la mayoría de sus compañeros.

Su marcha fue celebrada por los jugadores romanistas, uno de los cuales, el internacional Daniele De Rossi, llegó a decir que "por fin aquí ahora se respira aire limpio".