Carolina Marín pide la dimisión del presidente de la Federación "para que se hable de bádminton"

  • La campeona del mundo reclama que David Cabello abandone su puesto.
  • "Lo mejor es que el presidente y otras personas dimitan para que se hable de bádminton y no de otras cosas", aseguro la jugadora de bádminton Carolina Marín.
  • Le achaca no haber resuelto el conflicto por los derechos de imagen.
Carolina Marín en un acto.
Carolina Marín en un acto.
EFE

La campeona del mundo de bádminton, Carolina Marín, ha pedido la dimisión del presidente de la Federación Española, David Cabello, porque no ha resuelto el conflicto por los derechos de imagen desde el pasado octubre, y ha asegurado que ha deseado no haber ganado el oro en el Mundial para no haber recibido amenazas a través de sus representantes.

"Esperemos que estos días haya una solución por el bien del bádminton español. Lo mejor es que el presidente y otras personas dimitan para que se hable de bádminton y no de otras cosas", dijo Marín este jueves en el curso 'El éxito del deporte español y la generación de recursos: la gestión inteligente', organizado por el CSD dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en el Palacio de la Magdalena de Santander.

Además, la jugadora onubense dejó claro que está "cansada de eso". "Estoy orgullosa de haber ganado una medalla de oro, pero, a veces, he deseado no haberlo ganado", lamentó.

Carolina Marín confesó estar "muy decepcionada" con la actitud del presidente de la FESBA. "No pensaba que un oro pudiera dar tantos problemas. Hubiera preferido no haberlo ganado. Estamos viviendo una situación muy desagradable: he llorado, he llamado a mi entrenador a las 12 de la noche. Llevamos muchos meses y no se solucionan las cosas. Hay que buscar una solución y no se está buscando. Y esto está afectando al bádminton español", aseguró.

La jugadora onubense aseguró que esta situación está afectando, incluso, a sus entrenamientos y que le han preguntado cómo puede seguir ganando torneos a pesar de ello. "He tenido pesadillas y espero que más pronto que tarde se busque una solución", indicó en alusión a la Asamblea de la FESBA, que se celebrará el próximo sábado 27 de junio.

Marín indicó que todo empezó a raíz de su éxito en el Mundial de Copenhague, cuando empezó a buscar patrocinio al margen de su marca de raquetas 'Yonex' y que la Federación empezó a ponerles "impedimentos". "He recibido amenazas a través de mis representantes (la empresa Annapurna Sport). ¿Competir por otro país? Es difícil, pero no. Eso lo tengo muy claro. Porque el himno que me emociona, que me hace llorar, el único que quiero escuchar es el español", aseguró.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento