Carolina Marín
Carolina Marín durante su partido de cuartos en los Juegos de Río. EFE

La española Carolina Marín logró su clasificación para las semifinales del torneo de bádminton de los Juegos de Río tras superar a la coreana Sung Ji-hyun en dos sets (21-12 y 21-16).

La actual campeona del mundo se queda, por lo tanto, a un paso de la medalla.

Marín, que este martes hace justo un año que logró su segundo título mundial en Yakarta, doblegó a su rival con una exhibición de fuerza y precisión en el pabellón 4 de Ríocentro y espera rival para las seminales que tendrá que disputar dentro de dos días.

La española empezó muy fuerte, rápida y precisa y llegó a ponerse con un 6-1 en cinco minutos, pero la asiática reaccionó para ajustar el marcador y colocarse a un punto (10-9) siete minutos después.

6 aciertos consecutivos de Marín permitieron a la número uno de mundo despegarse de nuevo y aunque cedió tres puntos llegó a 21-12 en 22 minutos.

Uniformada de rojo en vez del amarillo habitual y entre gritos de ánimo del público, la onubense se plantó con un 8-0 tras la reanudación del partido, en el que no dejó de intimidar a la asiática. Ésta se pudo aproximar de forma progresiva, pero nunca a más de 4 puntos, y la española cerró el partido con un 21-16 en la segunda manga, después de 24 minutos de juego.

La jugadora española empezó los dos sets con mucha fuerza, cogiendo una distancia suficienteMarín y la surcoreana, que es séptima en la clasificación mundial, se habían enfrentado en seis ocasiones hasta ahora con un balance de 5-1 favorable a la onubense.

La última vez fue justo hace un año, en las semifinales del mencionado mundial de Yakarta, en un partido que fue su último obstáculo para acceder a la final y en el que se impuso por 21-17 15-21 21-16, después de la reacción de la asiática.

24 horas después, hace justo un año, Marín se coronó por segunda vez consecutivo campeona del mundo al ganar a la india Saina Nehwal por 21-16 y 21-19, tras una gran remontada en el segundo juego, lo que la convirtió a la española en la primera jugadora no china en reeditar el oro en un Mundial. La india ya está fuera de los Juegos de Río al caer en la fase de grupos.

La onubense, principal favorita al título en estos Juegos, accedió a cuartos sin pasar por octavos al finalizar primera del grupo A, tras dos victorias en sus dos enfrentamientos iniciales.

Marín debutó en Río con un cómodo 21-6 y 21-4 sobre la finlandesa Nanna Vainio en 21 minutos y aseguró los cuartos contra frente a la danesa Line Kjaersfeldt, número 24 en el ránking mundial, por 21-16 y 21-13, en cuarenta minutos de partido.

"Aquí he venido a ganar y me siento como en casa"

"El pabellón está siendo perfecto, hoy ha sido muy importante controlar el aire que hay, sobre todo lateral, pero me siento como en casa. Puede haber similitud con el pabellón de Indonesia, que también había aire y lo más importante al final es adaptarse. Desde fuera parece que ha sido fácil, pero no lo ha sido para nada", señaló al término del partido.

Marín, que agradeció la presencia de muchos españoles en el recinto, destacó la importancia de "estar muy concentrada en lo que tenía que hacer, en la estrategia y en no dar ninguna oportunidad" a su rival, tras considerar clave para la victoria "las ventajas desde los principios de los sets", además de su "buen estado de forma".

"Yo aquí he venido a ganar. La preparación ha sido muy dura, la más dura que he tenido en mi vida y por eso me encuentro muy cómoda y muy mentalizada. Unos Juegos hay que desdramatizarlos. Todas venimos a conseguir una medalla pero eso es muy difícil. Las sensaciones están siendo muy positivas y eso hay que seguir manteniéndolo sobre todo para el partido de semifinales", añadió.